Los beneficios cardiacos de las estatinas superan cualquier aumento en las probabilidades de desarrollar diabetes, incluso entre los que tienen el mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de la glucemia, informan investigadores de la Universidad de Harvard.

La preocupación de que los fármacos para reducir el colesterol, que incluyen medicamentos ampliamente recetados como Lipitor, Crestor y Zocor, aumenten el riesgo de diabetes hizo que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. requiriera etiquetas que adviertan a los usuarios sobre ese riesgo.

“A principios de año, se planteó la preocupación de que los pacientes que tomaban estatinas tuvieran un mayor riesgo de desarrollar diabetes, y muchos pacientes dejaron de tomarlas debido a ello”, explicó el investigador líder, el Dr. Paul Ridker, director del Centro de Prevención de las Enfermedades Cardiovasculares del Hospital Brigham and Women’s, en Boston. “Desafortunadamente, en ese momento había pocos datos, o ninguno, para abordar no solo los riesgos, sino también los beneficios del tratamiento. Esto es esencial dado que la razón entre beneficio y riesgo es lo que médicos y pacientes deben comprender”.

El mensaje clínico de esta nueva investigación está claro, anotó Ridker. “Los beneficios cardiovasculares de la terapia con estatinas superan el peligro de diabetes, incluso entre los que tienen el mayor riesgo de diabetes”, afirmó. “Esperamos que estos nuevos datos brinden una mejor información para las conversaciones entre médicos y pacientes que consideran el uso de estatinas como añadidura a la dieta, el ejercicio y dejar de fumar”.

El informe aparece en la revista The Lancet (doi:10.1016/S0140-6736(12)61190-8).

El equipo de Ridker usó datos de un ensayo que se llevó a cabo para averiguar si una estatina en particular, el Crestor (rosuvastatina), podía prevenir la enfermedad cardiaca en pacientes que nunca habían sufrido de enfermedad cardiaca. El ensayo, que incluyó a casi 18 000 pacientes, fue el primero en revelar la posibilidad de que las estatinas podrían aumentar el riesgo de diabetes.

Sin embargo, el equipo de Ridker halló que el riesgo de desarrollar diabetes mientras se tomaba Crestor se veía muy influenciado por el riesgo existente de desarrollar diabetes de la persona.

Durante los cinco años del ensayo, los pacientes que tomaban Crestor que no tenían ningún factor de riesgo para el desarrollo de diabetes no mostraron un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Sin embargo, los pacientes que tomaban una estatina que tenían un factor de riesgo de la diabetes observaron un aumento de 28 %  en el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Además, aunque las estatinas sí aumentaron el riesgo de diabetes entre los que tenían factores de riesgo de la enfermedad, esos pacientes tenían 39 %  menos probabilidades de desarrollar enfermedad cardiaca y 17 %  menos probabilidades de morir, hallaron los investigadores.

“Entre los que tenían uno o más factores de riesgo importantes para la diabetes, hubo 134 menos ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares u otros eventos cardiovasculares mayores entre los que recibieron la estatina, pero esto conllevó el peligro de que se diagnosticaran 54 casos nuevos de diabetes. Este grupo ya estaba en alto riesgo de desarrollar diabetes, y ya eran considerados como candidatos para la terapia con estatinas”, anotó Ridker.

Los pacientes que tomaban estatinas que no estaban en riesgo de diabetes tenían un riesgo 52 %  más bajo de desarrollar enfermedad cardiaca, y ningún aumento en el riesgo de desarrollar diabetes, añadió el equipo de investigación.

“Entre los que no tenían factores de riesgo de diabetes, hubo 86 ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares u otros eventos vasculares mayores menos entre los que tomaron la estatina, en comparación con el placebo, y ningún caso nuevo de diabetes. Así que para ese grupo, hubo un beneficio cardiovascular sin riesgo de diabetes”, aseguró Ridker.

El Dr. Gerald Watts, profesor Winthrop de medicina del Centro de Investigación Cardiometabólica de la Universidad de Australia Occidental y coautor de un editorial acompañante en la revista, dijo que “las estatinas pueden llevar a la diabetes si uno tiene una predisposición a la enfermedad, y esto podría ser un problema cuando se trate a personas con un riesgo bajo de enfermedad cardiaca”.

Pero el beneficio de las estatinas en la prevención de la enfermedad cardiaca supera el riesgo de diabetes, añadió.

“Si toma estatinas y tiene riesgo de diabetes, tenga cuidado con esa enfermedad”, aconsejó Watts. Los factores de riesgo de la diabetes incluyen la obesidad, los antecedentes familiares y unos niveles anómalos de glucemia, recordó. “Si toma una estatina, asegúrese de llevar un estilo de vida sano”, agregó.

Otro experto, el Dr. Gregg Fonarow, vocero de la American Heart Association y profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, dijo que “se ha demostrado claramente que la terapia con estatinas previene los eventos cardiovasculares y la muerte cardiovascular prematura en hombres y mujeres”.

“Este estudio confirma que la terapia con estatinas conlleva un beneficio neto sustancial, incluso cuando se toma en cuenta del todo el riesgo de diabetes”, enfatizó.
agosto 9/2012 (MedlinePlus)

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu acceden al texto completo a través de Hinari.

Paul M Ridker , Aruna Pradhan , Jean G MacFadyen, Peter Libby , Robert J Glynn. Cardiovascular benefits and diabetes risks of statin therapy in primary prevention: an analysis from the JUPITER trial.The Lancet,Vol. 380 No. 9841 pp 565-571. Ago 11, 2012

agosto 18, 2012 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Cardiología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración