Un equipo de científicos creó un espray bioeléctrico que puede formar una placa de células cardiacas en un corazón infartado.

El dispositivo, hecho por investigadores de la Fundación Británica del Corazón, dispara con una potencia de 10 mil voltios una placa de células cardiacas sobre el tejido cicatrizado del corazón.

Cuando se produce un infarto la parte del tejido cardiaco dañado muere y esa zona cicatriza. La región afectada no late y esto puede dificultar el bombeo de sangre y oxígeno desde y hacia el corazón, lo que afecta la calidad de vida de la persona que sufrió un ataque cardiaco.

Para reparar el tejido los científicos crearon una jeringa que se llena con células del corazón. La solución pasa por una aguja para formar las placas celulares estimuladas por corriente eléctrica que salen disparadas y forman tejido cardiaco.

“Lo que obtenemos es un chorro fino que se descompone en una multitud de partículas y estas partículas forman la placa” expresó Suwan Jayasinghe de la Universidad de Londres y uno de los creadores del espray bioeléctrico.

El experto añadió que a este parche se le pueden agregar otros tipos de células para crear tejidos cardiacos tridimensionales funcionales.

Los científicos esperan crear a largo plazo esta tecnología y reparar un corazón dañado sin que los pacientes tengan que esperar mucho tiempo por un donante.
julio 31/2012 (PL)

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2011 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

agosto 2, 2012 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Cardiología, Ingeniería Biomédica | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración