La deficiencia en el complejo B, en el que se incluyen componentes como las vitaminas B1, B6 y B12, es causa frecuente de depresión, fatiga y pérdida de masa muscular en los adultos mayores, advirtió el médico Martín Dávalos Gómez.

El médico internista y especialista en geriatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco explicó que la vitamina B1 también conocida como tiamina, tiene como función regular algunas funciones del sistema nervioso.

Entre otras cosas, dijo, la neurotransmisión entre otras, así como la metabolización de azúcares y proteínas en la sangre. En tanto la vitamina B6 o Piridoxina regula el apetito, entre otras acciones y contribuye a la metabolización de grasas, señaló.

Comentó que en pacientes con tuberculosis, por el tratamiento que reciben a base de antifímicos (los cuales inhiben la absorción de nutrientes), la administración de esta vitamina es de gran utilidad, para contrarrestar dicho efecto adverso.

Por último la Vitamina B12 (cianocobalina o hidroxocobalina) tiene la función de regular la memoria, el apetito y previene la depresión y la fatiga crónica. También combate la atrofia intestinal, para la absorción de nutrientes provenientes de la alimentación que pueden derivar en cuadros de anemia, indicó.

Dávalos Gómez aseveró que se ha demostrado que la deficiencia de la vitamina B12 es causa de sarcopenia, un trastorno caracterizado por la disminución de masa muscular, adelgazamiento y fragilidad.

Destacó que el problema de debilidad muscular en la población geriátrica se agudiza, si se toma en cuenta la poca o nula actividad física en este grupo de personas.

Informó que en el área de medicina interna tan sólo en fines de semana se atienden hasta 25 pacientes geriátricos por día, de los cuales un 40% presenta deficiencia de complejo B y generalmente acuden a recibir atención por síntomas como depresión, fatiga, adelgazamiento, pérdida del apetito y debilidad.

El especialista añadió que los pacientes diabéticos o hipertensos son propensos a presentar una baja de complejo B, debido a que presentan dismetabolia, lo que les impide la correcta absorción de los componentes vitamínicos.

En adultos en etapa productiva que generalmente se encuentran sometidos a un estrés crónico, excesivo y oxidativo hay un alto consumo de complejo B, debido a un desgaste físico y mental constante. Por lo regular estas personas cursan con cuadros gripales e infecciones.

Mencionó que el IMSS Jalisco administra a los pacientes con deficiencia de complejo B este componente, ya sea vía oral o inyectado, durante un periodo máximo de tres meses.

Estimó que si el paciente modifica sus hábitos alimenticios y mantiene una dieta sana y balanceada es posible que no requiera del complejo B de manera sintética.

Resaltó que el complejo B se encuentra en altas cantidades en alimentos como carnes rojas, hígado de res, pescado, verduras frescas verdes y amarillas, y cereales. Si el paciente basa su dieta en estos alimentos su mejoría puede ser mayor al 80 %.
Guadalajara, 15 Jul. (Notimex). Prensa Latina

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2011 \”Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.\”

julio 18, 2011 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Bienestar y Calidad de Vida, Bioquímica, Enfermedades Nutricionales, Geriatría, Problemas de Salud | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración