Los fármacos NRTI fueron un gran avance en el tratamiento contra el virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH) cuando aparecieron en el mercado a finales de los ochenta.

Investigadores británicos han descubierto que los inhibidores análogos de los nucleósidos de transcriptasa reversa (NRTI), fármacos que se utilizan contra el VIH, dañan el ADN en la mitocondria de los pacientes, que es la \”batería\” que proporciona energía a las células, pudiendo causar envejecimiento prematuro. El hallazgo se publica en la revista especializada Nature Genetics (doi:10.1038/ng.863).

Los autores de este estudio, investigadores del Instituto de Medicina Genética de la Universidad Newcastle, han advertido de que este efecto se ha observado en la versión genérica de este fármaco. Es poco probable que los últimos cocteles de medicamentos generen niveles similares de daño, pues se les considera menos tóxicos para la mitocondria. Con todo, los analistas hacen hincapié en que el asunto precisa más investigaciones.

Según Patrick Chinnery, investigador del Instituto de Medicina Genética de la Newcastle University y líder del estudio, \”estos efectos colaterales tardan en hacerse visibles, por lo que hay interrogantes sobre el futuro y sobre si los fármacos más nuevos pueden causar este problema\”. \”Creemos que es menos probable, pero no lo sabemos, porque no hemos tenido tiempo de verlo\”, puntualiza.

No obstante, estos resultados ayudan a explicar por qué las personas con VIH tratadas con antirretrovirales más antiguos a veces muestran signos avanzados de fragilidad y enfermedades como cardiopatías o demencia a edad temprana, señalaron los investigadores.

\”El ADN de la mitocondria es copiado a lo largo de nuestra vida y, a medida que envejecemos, naturalmente acumula errores\”, explica Chinnery, quien cree que estos fármacos para el VIH \”aceleran la tasa en la cual se acumulan esos errores\”. \”Por lo tanto, en el lapso de, digamos, 10 años, el ADN de la mitocondria de un paciente habría acumulado la misma cantidad de errores que quien ha envejecido 20 o 30 años de forma natural\”, agregó.

Los fármacos NRTI -de los cuales el más conocido es el AZT, también denominado zidovudina- fueron un gran avance en el tratamiento del VIH cuando aparecieron en el mercado a finales de los años 80. Aún hoy, en los países más pobres, donde el acceso a genéricos más económicos suele ser la única opción para que los pacientes con VIH reciban tratamiento, el uso de NRTI es aún relativamente amplio.

En el 2009, unos 33,3 millones de personas en todo el mundo eran portadores del VIH, según las últimas estadísticas disponibles de Naciones Unidas. De ellos, unos 22,5 millones viven en África.
junio 28/2011 (JANO)

Brendan A I Payne,  Ian J Wilson, Charlotte A Hateley, Rita Horvath, Mauro Santibanez-Koref,  David C Samuels,  D Ashley Price,  Patrick F Chinnery. Mitochondrial aging is accelerated by anti-retroviral therapy through the clonal expansion of mtDNA mutations. Nature Genetics junio 26/ 2011.

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración