El abstemio y el que bebe demasiado tienen  mayores riesgos de muerte que quien bebe con moderación, sobre  todo vino tinto, según un estudio publicado en The Lancet por los investigadores italianos Roberto Ferrari y Claudio Rapezzi.

Un consumo razonable en dos semanas puede tener efectos inhibitorios del riesgo de trombosis (en el 50% de los casos inhibe la obstrucción del flujo sanguíneo que causa el trombo o  masa de sangre coagulada) y aumentar el \”colesterol bueno\”, que  contrarresta la hipertensión arterial.

Según los estudios de la revista especializada, el consumidor de vino, comparado con quien prefiere la cerveza diariamente, tiene una dieta a menudo más saludable, que incluye pescado,  aceite y cereales, y sigue los dictámenes de la dieta mediterránea.

En la Toscana, donde la vid y la cultura enológica son patrimonio cultural de muchas familias, se realizó días pasados el primer seminario científico sobre el beber moderado en la dieta mediterránea y en el estilo de vida italiano.

En  Florencia, en los Estados Generales para el Chianti, el  investigador Francesco Sofi recorrió para \”Chianti y Salud\” las  investigaciones en favor del vino tinto desde 1972, año en que la literatura científica destacó la \”paradoja francesa\” con el  máximo consumo de vino tinto y una baja incidencia de las  enfermedades cardiovasculares, que en todo el mundo es la  primera causa de mortalidad.

Mientras, 15 universidades, seis entes de investigación, 32 grupos comprometidos a nivel internacional en estudios sobre los  efectos del consumo moderado de alcohol, participaron en Siena,  del seminario científico.

Se trató de una iniciativa fruto de la colaboración entre el  grupo \”Umberto Pallotta Vino y Salud\” de la Academia italiana de  la vid y el vino, la Academia de Georgófilos, la Universidad  Católica de Campobasso y las Universidades de Ancona y Siena,  con el aporte de Enoteca Italiana y de Federvini, además del  patrocinio de los ministerios de Políticas Agrícolas,  Alimentarias y Forestales, y de Salud, además de la Sociedad Italiana de Nutrición Humana.

Los resultados del seminario, que serán publicados en un suplemento especial de la revista científica European Journal of  Nutrition, \”nos ayudarán a comunicar el mensaje que nuestro ente desde hace casi 80 años lleva adelante: el beber en forma moderada como parte de una alimentación correcta\”, dijo el  presidente de Enoteca Italiana, Claudio Galletti.

\”Desde hace tiempo estamos comprometidos en la promoción de  modelos de consumos moderados y responsables a través del apoyo  y la divulgación del estilo mediterráneo\”, agregó.

Galletti destacó que \”nos da mucho placer que el mundo de la  investigación científica cree ocasiones de debates de alto nivel  y nos involucre en un tema tan importante como el del rol de las bebidas alcohólicas dentro de la dieta mediterránea\”.

Entre los mecanismos a través de los cuales las bebidas alcohólicas explican su efecto benéfico, particular interés  despertó la teoría del hormesis presentada por Fulvio Ursini de  la universidad de Padua.

Según esa teoría, los efectos aparentemente contrastantes  pueden ser observados en dosis moderadas o excesivas de  sustancias nutrientes. Ello explicaría el efecto de protección  de las bebidas alcohólicas en consumo moderado y su efecto  tóxico en cantidades más elevadas.
Roma, junio 14/2011 (ANSA)

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2011 \”Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.\”

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu acceden al texto completo a través de Hinari.

The Lancet: Roberto Ferrari,  Claudio Rapezzi. The Mediterranean diet: a cultural journey. The Lancet, vol. 377 No. 9779,  pp 1730-1731: mayo 21/2011.

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración