La especie humana moderna partió de África miles de años antes de lo que se pensaba y cruzó el Mar Rojo hacia Arabia en lugar de seguir el Nilo hasta una salida por el norte, según el trabajo de un equipo internacional de investigadores.Herramientas de piedra halladas en los Emiratos Árabes Unidos indican la presencia de humanos modernos entre 100 000 y 125 000 años atrás, dice el trabajo publicado en la edición del viernes de la revista Science.
Los científicos coinciden en general que la especie humana se originó en África, en tanto los antropólogos tratan de averiguar cuáles fueron las rutas de expansión hacia el Medio Oriente, Europa y Asia. Las pruebas conocidas hasta ahora indicaban que los seres humanos se extendieron a lo largo del valle del Nilo y hacia el Medio Oriente hace 60 000 años.
\”No hay muchas salidas desde África. Uno puede salir a través del Sinaí al norte del Mar Rojo o cruzar los estrechos en el extremo sur del Mar Rojo\”, dijo Hans-Peter Uerpmann, de la Universidad Eberhard-Karls de Tübinga, Alemania. \”Nuestros descubrimientos indican una segunda vía que, en mi opinión, parece más probable para un desplazamiento masivo que la ruta por el norte\”, dijo en entrevista telefónica.
En el clima de la época, Arabia era más húmeda, probablemente una sabana fértil con abundantes presas para cazar, añadió.
Siendo más bajos los niveles del mar, la separación entre África y Arabia en el extremo austral del Mar Rojo sería entre 0,8 y cuatro kilómetros (0,5 a 2,5 millas), dijo Adrian G. Parker de la Universidad Oxford Brookes de Inglaterra. No hubiera sido un cruce difícil para pueblos acostumbrados a atravesar lagos y ríos del este de África en balsas o botes, según Uerpmann.
Las técnicas empleadas para fabricar hachas y otras herramientas halladas en Jebel Faya, en el emirato de Sharjá, hacen pensar que eran obra de pueblos que venían de otra parte, dijo Anthony E. Marks, de la Universidad Southern Methodist en Dallas. Añadió que en esa época se fabricaban herramientas similares en África oriental.
\”Si no las fabricó el hombre moderno, ¿quién pudo haberlo hecho?\”, se preguntó Marks. \”¿Tal vez los neandertales?\”, agregó. El hombre de Neandertal se hallaba principalmente en Europa y migró hacia Rusia, pero no hay pruebas de neandertales al sur de esa zona en la época\”, aseguró.
Para fechar las herramientas se empleó la técnica de luminiscencia óptica estimulada, que determina cuándo fue la última vez que los granos de arena en los utensilios estuvieron expuestos a la luz, dijo Simon J. Armitage, de la Universidad de Londres.
El descubrimiento \”apunta de manera convincente a una dispersión temprana de seres humanos anatómicamente modernos por una ruta hacia el sur, del África oriental al Arabia austral\”, dijo G. Philip Rightmire, de la Universidad de Harvard, que no formó parte del equipo investigador. \”Se puede postular la hipótesis de que Arabia representa un centro aparte de la expansión de la población, además del corredor levantino hacia el norte. Falta poner a prueba la hipótesis a medida que se recogen nuevas pruebas\”, añadió.
La investigación fue financiada por el gobierno de Sharjá, la Academia de Ciencias de Heidelberg, la Fundación Humboldt, la Universidad Oxford Brookes y la Fundación Alemana de Ciencias.
Washington, enero 27/2011 (AP)

enero 31, 2011 | | Filed under: Antropología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración