El Centro Médico de la Universidad de Rush, Estados Unidos, utiliza una válvula de reemplazo para evitar múltiples cirugías a corazón abierto en pacientes con dispositivos dañados, informó la institución en un boletín interno.Este es el primer hospital de la región del medio oeste de Estados Unidos que ofrece la nueva opción de tratamiento menos invasivo llamado Melody Transcatheter Pulmonary Valve, utilizado en Europa desde el 2000 y que fue aprobado recientemente en este país.
La publicación explica que los problemas cardíacos congénitos son el tipo más común de anomalías congénitas en Estados Unidos y afectan a unos 34 000 bebés cada año. Un 20% de estos niños nacen con malformación de la válvula pulmonar, una abertura en el lado derecho del corazón responsable de regular el flujo de sangre a los pulmones.
Los pacientes que tienen estrechez en la válvula pulmonar requieren varias cirugías invasivas, a corazón abierto durante toda su vida, con el fin de implantar un conducto o tubo protésico para reemplazar la válvula pulmonar que les falta o está malformada.
Estas prótesis, utilizados para crear un puente del ventrículo derecho a las arterias pulmonares, pueden durar 10 años o en ciertos casos solo dos años porque con el desarrollo corporal estas se vuelven inadecuadas, se pueden estrechar o presentar fugas.
El nuevo dispositivo permite implantar una válvula del corazón mediante un pequeño catéter insertado en una vena de la pierna del paciente sin necesidad de abrir su pecho, explicó en el informe Ziyad M. Hijazi, director del Centro para la Enfermedad del Corazón en Rush. \”Esto podría revolucionar el cuidado del paciente, reduciendo la cifra de cirugías a corazón abierto, clave para mejorar la calidad de vida de cualquier paciente con un defecto cardíaco congénito\”, agregó.
Cada vez que un paciente tiene que someterse a una cirugía a corazón abierto, el tejido desarrolla más cicatrices aumentando los riesgos, lo que puede hacer la cirugía más larga, difícil e incrementar considerablemente el dolor, la morbilidad y el tiempo de recuperación. El éxito del procedimiento para el reemplazo de la válvula nueva es más del 95% y la gran mayoría de los pacientes tienen una fuga y estrechez mínima después de que la nueva válvula se coloca, explicó Hijazi.
El primer paciente del Centro Médico de Rush al que se le colocó en julio del 2010 una válvula de reemplazo con el nuevo procedimiento fue Alexander Williams -residente de la ciudad de Harvey en Illinois- de 20 años y quien tiene un defecto congénito cardíaco. El joven nació con transposición de grandes arterias, que consiste en que los dos vasos principales que transportan la sangre desde el corazón -la aorta y la arteria pulmonar- se cambian. Además, tenía atresia pulmonar, que es una forma extremadamente rara de cardiopatía congénita en la cual la válvula pulmonar no se forma correctamente. Para corregir las malformaciones, Williams se sometió a varias cirugías a corazón abierto, y cuando requirió otro reemplazo de la válvula se le proporcionó la oportunidad de un implante sin someterse a otra cirugía abierta. El procedimiento tomó de cuatro a cinco horas y el joven fue capaz de volver a casa tras una estancia de 24 horas.
\”Este es un avance enorme; los pacientes pueden volver a casa al día siguiente y evitar el tiempo de recuperación largo, así como el riesgo de la cirugía que requiere abrir el pecho del paciente y detener su corazón\”, concluyó el doctor Hijazi.
Chicago, enero 25/2011 (Notimex)

enero 27, 2011 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Cardiología, Pediatría | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración