Los implantes mamarios deben colocarse después de la mayoría de edad, pues representan riesgos para la salud y el desarrollo en los adolescentes, advirtió la especialista en cirugía plástica, Silvia Espinoza.La jefa del Departamento de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Hospital General de México señaló que el implante es la única forma segura de aumentar el volumen de la mama, pero debe efectuarse bajo la vigilancia de especialistas. Detalló que en menores de 18 años, esta cirugía solo debe llevarse a cabo cuando lo amerita algún problema de salud, como sería el síndrome de Poland, formación anómala de la caja torácica que le da al pecho una apariencia hundida o deprimida, en esos casos los implantes se sustituyen hasta poner el definitivo, cuando el paciente se ha desarrollado por completo.
Otro caso para realizar esta cirugía es cuando una mujer requiere reconstrucción de ése órgano como consecuencia del cáncer de mama y otros en que las mujeres después de la lactancia deseen dar volumen y regresar a su lugar la piel flácida de la mama.
La técnica empezó a utilizarse en la década de 1960 y se popularizó en la de 1980; sin embargo, en 1995 se abrió una investigación debido a que los implantes rellenos de silicona no eran seguros, ya que podían causar enfermedades reumáticas, aunque se demostró que no ocasionan trastorno autoinmune.
Hay riesgos y complicaciones que tienen que ver con la técnica de implante, pues es probable que aparezca una cápsula fibrosa, como reacción a un material que no es natural del cuerpo.
También pueden crearse hematomas o la cicatriz puede notarse de manera anormal; en este caso a los seis meses la paciente debe llevar a cabo el tratamiento que el especialista indique. Explicó que: \”los implantes pueden ser de silicona, texturizados o lisos, lo importante es que estén aprobados por la Agencia de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA) y la Secretaría de Salud; su promedio de vida es de 15 años y posteriormente se deben cambiar\”.
Espinoza Maceda detalló que hay distintos métodos para colocarlo pero el más común es en el surco submamario, la forma periareolar, que consiste en hacer una luna en la parte inferior de la areola; se practica cuando ésta es grande y la cicatriz no es visible. También es posible implantarlos a través de la axila, mientras que los de solución salina se introducen por vía umbilical, explicó la especialista.
La cirujana plástica comentó que después de colocar los implantes las pacientes deben llevar control cada mes, así como cuidados habituales de cualquier cirugía.
Ciudad de México, enero 18/2011 (Notimex)

enero 19, 2011 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Cirugía plástica y caumatología | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración