Un grupo de investigadores españoles consiguió encapsular material genético en unos “nanodiscos” y liberarlo directamente dentro del núcleo de las células humanas, como una nueva técnica para combatir enfermedades.
En un comunicado, expertos de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) informaron que los “nanodiscos” creados atraviesan rápidamente la membrana celular y se concentran en el núcleo, lo que supondrá una mayor eficiencia en el proceso de transferencia genética.
Esta investigación significará un avance en la terapia génica, uno de cuyos retos es hacer llegar el material genético directamente al núcleo de las células, sin que haya muchas pérdidas ni se provoquen efectos secundarios indeseados. Para ello, los científicos utilizan de forma experimental diferentes tipos de mensajeros o vectores capaces de entregar el material genético en el lugar adecuado.
Actualmente, los virus naturales \”desactivados\” son los vectores más utilizados en los ensayos clínicos, pero a menudo tienen efectos secundarios que limitan su aplicación terapéutica, por lo que el equipo de científicos de la UAB apostó por la utilización del péptido R9 -molécula formada por varios aminoácidos- para encapsular el material genético.
El R9, ensamblado con otras moléculas idénticas formando nanopartículas, puede penetrar directamente en el núcleo de la célula y liberar el material transportado. Las nanopartículas utilizadas tienen una estructura en forma de disco, con 20 nanómetros -un nanómetro equivale a una milmillonésima parte de un metro- de diámetro y tres de altura, según los investigadores españoles.
Esta investigación, coordinada por Antonio Villaverde, profesor del departamento de Genética y de Microbiología e investigador del Instituto de Biotecnología y Biomedicina de la UAB, ha sido publicada en las revistas Biomateriales y Nanomedicina.
Además, los expertos constatado que los “nanodiscos” R9 una vez que consiguen atravesar la membrana celular se mueven directamente hacia el núcleo a una velocidad de 0,0044 micrómetros por segundo, diez veces más rápido de lo que cabría esperar si se difundiesen por el interior de forma pasiva.
Las nanopartículas se acumulan en el interior del núcleo de la célula y no en el citoplasma -parte celular situada entre la membrana exterior y el núcleo-, lo que incrementa su efectividad, indicaron.
Este estudio se realizó mediante técnicas de microscopia confocal -que emplea una técnica de imagen especial- del Servicio de Microscopía de la UAB. Una de las imágenes conseguidas con esta técnica ha sido seleccionada por la revista Biomateriales y Nanomedicina como una de las doce imágenes del año.
En esta investigación de terapia génica también participaron científicos del Instituto de Ciencia de Materiales de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados, y de la Universidad Politécnica de Cataluña.
Barcelona, enero 11/2011 (EFE)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración