Científicos estadounidenses de la Universidad de Cornell vacunaron contra la cocaína a ratones de laboratorio, informaron en un artículo publicado en la revista especializada Molecular Therapy.
El equipo encabezado por Ronald Crystal combinó un virus causante del resfriado común con un análogo de la cocaína. Esta sustancia inyectada en los ratones puso en marcha el sistema inmune, que no solo reconoció como agente extraño al virus del resfriado, sino también a la cocaína.
Con esta estrategia, los especialistas esperan poder inactivar a través de anticuerpos la cocaína en el organismo, antes de que llegue al cerebro. En los ratones de laboratorio, esto funcionó bien a lo largo de al menos 13 semanas. Sin embargo, aún no se sabe si a partir de este experimento se podrá desarrollar una terapia efectiva para el ser humano.
La idea de una vacuna contra la adicción a la cocaína no es nueva. En vista de que, a diferencia de por ejemplo la heroína, no hay una sustancia de reemplazo para la cocaína, desde hace tiempo los científicos tratan de estimular de alguna manera al sistema inmune para que actúe contra la cocaína.
Un equipo de investigadores del Scripps Research Institute en San Diego había desarrollado una vacuna experimental, pero no fue fácil de utilizar en ensayos clínicos.
Ahora, Crystal y colegas modificaron la estructura de la cocaína sintética desarrollada en la década de 1990, de manera tal que es capaz de unirse a un adenovirus, un virus del resfriado de amplia distribución. Al virus se le extrajeron los fragmentos causantes de la enfermedad, lo que permitirá que simplemente sirva como medio de transporte para el análogo de la cocaína.
Los ratones de laboratorio, que recibieron la vacuna, desarrollaron anticuerpos contra la cocaína, que en el tubo de ensayos inactivaron a la droga. Si los roedores vacunados recibían cocaína, eran mucho menos hiperactivos que sus congéneres no vacunados, indicaron los expertos.
\”Creemos que este principio es muy prometedor para combatir también en el ser humano la adicción\”, dijo Crystal, quien junto con su equipo quiere comenzar lo antes posible con las pruebas clínicas.
En Estados Unidos hay 5,3 millones de personas adictas al consumo de cocaína y 1,1 millones al crack. Sin embargo, una terapia de vacunas solo ayudará a los pacientes que realmente tienen el deseo y la voluntad de abandonar el consumo de drogas.
Nueva York, enero 5/2011 (dpa)

enero 6, 2011 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Adicciones, Medicina Preventiva | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración