El relator especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre el derecho a la alimentación, Oliver de Schutter, afirmó que al tiempo de la conmemoración del “Día Mundial de la Alimentación” -que se conmemora el 16 de octubre- hay poco de qué alegrarse ya que 1000 millones de personas sufren hambre en el mundo.
“Casi 1000 millones de personas pasan hambre en la Tierra. Pero lo peor aún puede estar por delante, ya que la evolución actual de la agricultura también amenaza la capacidad de los hijos de nuestros hijos para alimentarse”, advirtió De Schuter. “Un cambio fundamental se requiere con urgencia si queremos celebrar e  \”\’Día Mundial de la Alimentación\’ el próximo año”, emitió el experto de la ONU en un comunicado.
Los esfuerzos actuales se centran en el suministro de fertilizantes químicos y una mayor mecanización de la producción. “Estos esfuerzos son muy distantes del compromiso para combatir el cambio climático y para apoyar la agricultura familiar”, sostuvo De Schutter.
“Si los esfuerzos no se dirigen específicamente a pequeña escala, basados en la agricultura familiar, las soluciones a las que llegaron el sector público y privado replicarán un modelo que no es apto para hacer frente al desafío del cambio climático”, señaló. “Dar prioridad a los enfoques que promueven la dependencia de los combustibles fósiles equivale a un suicidio para la agricultura”, agregó.
La agricultura es responsable directamente del 14% de las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre, y de un tercio si se incluye el bióxido de carbono producido por la deforestación para la expansión de los cultivos o pastos, subrayó.
Como resultado del cambio climático, se prevé una reducción de 50% en el rendimiento de algunas regiones de África subsahariana para 2020 en comparación con los niveles de 2000. La creciente frecuencia e intensidad de las inundaciones y las sequías contribuye a la volatilidad en los mercados agrícolas. Seguir adelante con el enfoque actual constituye “una receta para el desastre”, argumentó.
Según informes de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la producción de alimentos deberá incrementarse en 70% para alimentar a 9000 millones de personas en 2050.
De Schuter instó a resistir a los cortos plazos establecidos por los mercados y  llamó a desarrollar estrategias a largo plazo a través de procesos inclusivos y participativos. Asimismo, convocó a identificar claramente las necesidades, establecer una línea de tiempo clara y asignar responsabilidades para la acción. “Esto puede sonar utópico, pero es lo que requeriría un enfoque de derechos humanos para el desarrollo agrícola”, añadió.
“Lo que hoy parece revolucionario será realizable si se parte de un plan a largo plazo, elaborado democráticamente, que nos permita desarrollar la agricultura carbono-neutral y que todos disfruten del derecho a la alimentación a través de sistemas sostenibles de producción de alimentos”, sostuvo el experto.
Finalmente, el funcionario abogó por una promoción mundial de la agricultura de bajas emisiones de carbono, como la de combinar cultivos, y desarrollar mejores técnicas de aprovechamiento del agua. La agricultura debe ser fundamental en la mitigación de los efectos del cambio climático en lugar de una gran parte del problema. Los enfoques clásicos de la “revolución verde” deben ser fundamentalmente repensados para lograrlo, consideró.
Ginebra, octubre 15/2010 (Notimex)

octubre 16, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Medio Ambiente, Problemas de Salud | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración