Las similitudes entre mujeres y gusanos en la decadencia de su capacidad reproductiva podrían ayudar al desarrollo de un mejor tratamiento en embarazos de mujeres de edad avanzada, según artículo publicado en la revista Cell.
En los gusanos, al igual que en las mujeres, el deterioro de la capacidad reproductiva se manifiesta más rápidamente que otras señales del envejecimiento.
La investigadora Coleen Murphy, del equipo de la Universidad Princeton en Nueva Jersey, Estados Unidos, quien llevó a cabo el estudio, sostiene que \”lo más importante fue determinar que hay muchos genes que están involucrados y son comunes\” en las mujeres y en los gusanos.
Las similitudes en el proceso de envejecimiento reproductivo entre los gusanos y los humanos \”podrían permitirnos que usemos los gusanos como modelos genéticos y moleculares en el estudio de este importante problema humano\”, señalaron los expertos. Esto permitiría el desarrollo \”de terapias que encaren los defectos de nacimiento relacionados con la edad de la madre, y la decadencia reproductiva\”, añadieron
Para este trabajo los científicos eligieron el gusano Caenorhabditis elegans, una especie de nematodo rabdítido que mide aproximadamente 1 milímetro de longitud y vive en ambientes templados. Este gusano ha sido un importante modelo de estudio para la biología, muy especialmente la genética del desarrollo, a partir de los años 1970. Las conclusiones apuntan a la posibilidad de preservar la fertilidad en las mujeres que postergan la reproducción hasta edades más avanzadas.
La similitud de genes entre gusanos y mujeres sorprendió a los investigadores. Sin embargo, los sistemas de reproducción del nematodo y las mujeres son totalmente diferentes y mientras la fertilidad de los gusanos concluye después de pocos días, en las mujeres el período se extiende durante unas tres décadas.
Una de las principales diferencias es que mientras que los gusanos, que son hermafroditas, producen constantemente oocitos -óvulos inmaduros- en las mujeres el número total de oocitos que madurarán en su vida está presente cuando nacen. No obstante, a pesar de esas diferencias las mujeres son fértiles durante la tercera parte o la mitad de sus vidas, y los Caenorhabditis elegans tienen un período reproductivo similar.
En el caso de las mujeres, la decadencia reproductiva ocurre alrededor de una década antes de que se agote el “abastecimiento” de oocitos, lo que indica que es la calidad de los óvulos y no la cantidad el factor que limita su producción. Los investigadores querían determinar si lo mismo ocurría con los gusanos y encontraron que, al parecer, la respuesta es afirmativa.
Otros estudios han determinado que algunos Caenorhabditis elegans mutantes y de larga vida, incluidos los que presentan un receptor anormal del \”factor de crecimiento semejante a la insulina\” (IGF-1), también mostraban una demora en la decadencia reproductiva.
El equipo de Murphy ha identificado recientemente gusanos con mutaciones que también mostraban períodos reproductivos más extensos. En este estudio los expertos procuraron detallar exactamente qué ocurre en los Caenorhabditis elegans cuando comienza el envejecimiento reproductivo, y qué es lo que cambia en los mutantes que pueden reproducirse en lo que, para los gusanos, es una edad muy avanzada.
La investigación mostró que los oocitos de los gusanos al igual que el de los humanos, se degradan funcional y morfológicamente con la edad, y que la reducción de determinadas señales posterga el envejecimiento reproductivo porque se mantiene la calidad de los oocitos.
Washington, octubre 14/2010 (EFE)

octubre 15, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Biología, Genética, Ginecología y Obstetricia | Etiquetas: , , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración