Los investigadores han identificado los factores de riesgo para la formación de coágulos potencialmente mortales luego de la cirugía de reemplazo total de cadera.
Un equipo danés revisó los datos de más de 67 000 pacientes que se sometieron a una cirugía de reemplazo total de cadera durante un período de más de diez años. Hallaron que cerca del 1% de los pacientes tuvo un coágulo en una vena profunda o una obstrucción en un vaso sanguíneo en un plazo de 90 días posterior a la cirugía.
Esta afección, conocida como tromboembolismo, consiste en dos problemas relacionados. La trombosis venosa profunda (TVP) es un coágulo que se forma en una vena profunda, normalmente en el muslo o la pantorrilla. El embolismo pulmonar (EP) tiene lugar cuando se libera un coágulo que viaja a través de las venas y acaba obstruyendo un vaso sanguíneo en los pulmones.
El estudio, que aparece publicado en The Journal of Bone and Joint Surgery, identificó una serie de factores que aumentan el riesgo de formación de un coágulo sanguíneo en una vena profunda o de embolia pulmonar, tales como:
-Haber sido hospitalizado anteriormente por TVP o EP.
-Haber sido hospitalizado por enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares.
-La presencia de otras enfermedades o trastornos antes de la cirugía, como demencia, enfermedad pulmonar crónica, enfermedad del tejido conectivo y enfermedad ulcerosa.
A la Dra. Alma Pedersen del Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca y colegas les sorprendió encontrar que la edad y el sexo no eran factores de riesgo, lo que significa que los pacientes más jóvenes también están en riesgo de complicaciones por coágulos. Además, encontraron que los pacientes hospitalizados previamente para el tratamiento de cáncer no estaban en mayor riesgo, y que el riesgo de los pacientes con artritis reumatoide era menor que el de los pacientes con osteoartritis.
\”De acuerdo con las informaciones anteriores, esperábamos resultados opuestos\”, señaló Pedersen.
Los pacientes que han sido sometidos a un reemplazo total de cadera deben buscar atención médica inmediata si presentan síntomas de un coágulo sanguíneo o embolismo pulmonar, tales como dolor en las piernas, inflamación, enrojecimiento o calor en la extremidad o la pantorrilla, así como ansiedad, dificultad para respirar, dolor en el pecho, tos o tos con sangre, y palpitaciones,
señalaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons).
Dinamarca, septiembre, 23 (HealthDay News)

septiembre 24, 2010 | Lic. Aleida Figueroa Silverio | Filed under: Cirugía, Ortopedia y Traumatología | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    septiembre 2010
    L M X J V S D
    « ago   oct »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración