Científicos informaron el martes que tienen la mejor evidencia hasta la fecha para apoyar la teoría de que los golpes repetidos en la cabeza podrían causar daños neurodegenerativos como la enfermedad de Lou Gehrig o el alzheimer. Las autopsias de 12 atletas que murieron con alguna enfermedad cerebral o neurológica mostraron un patrón distintivo de daño en los nervios, y apuntaron hacia algunos culpables potenciales.
Todos sufrieron contusiones cerebrales repetidas durante sus carreras. Tres de ellos fueron diagnosticados con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) o enfermedad de Lou Gehrig, por la estrella de béisbol que murió a consecuencia de ella.
Expertos en lesiones cerebrales dijeron que el estudio, publicado en la Journal of Neuropathology & Experimental Neurology, apuntó a nuevas áreas de investigación y maneras posibles de prevenir el daño a largo plazo de las conmociones cerebrales.
\”Si se le pudiera dar un medicamento a una persona, se podría potencialmente prevenir una enfermedad como la esclerosis lateral amiotrófica\”, dijo el Doctor Jeffrey Bazarian del Centro Médico de la Universidad de Rochester en Nueva York, en una entrevista telefónica.
Los resultados también señalaron la urgente necesidad de observar a los veteranos de las guerras de Irak y Afganistán, muchos de los cuales sufren lesiones cerebrales por explosiones, accidentes y golpes en la cabeza por otras causas, dijeron los expertos.
\”Esta es la primera evidencia patológica de que repetidos traumas en la cabeza experimentados en deportes que involucran colisiones podrían estar asociados al desarrollo de un daño neuromotor\”, escribieron la doctora Ann McKee de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston y sus colegas en un informe.
El equipo de McKee estudió el cerebro y la médula espinal donadas por 11 jugadores profesionales de fútbol americano o boxeadores y un jugador de jockey. Todos tenían la característica de una nueva enfermedad denominada encefalopatía traumática crónica  (chronic traumatic encephalopathy, CTE), en la cual se desarrolla demencia años después de sufrir repetidas contusiones. Tres de los hombres fueron diagnosticados con ELA, que forma parte de la rama de enfermedades de la motoneurona, que causan una parálisis que empeora de manera progresiva.
Los investigadores buscaron específicamente una proteína llamada TDP-43. La encontraron en el cerebro y la médula espinal de los sujetos, lo que explicaría los síntomas parecidos al ALS. Los científicos saben que dañando un nervio se puede desencadenar la muerte de otros, por razones que siguen siendo poco conocidas. La proteína TDP-43 podría estar involucrada.
Bazarian dijo que el hallazgo podría ayudar a explicar los estudios que muestran que los veteranos de la guerra de Irak tienen una tasa más alta que la normal de ELA.
Se están estudiando ciertos medicamentos, incluyendo la hormona progesterona, los anticuerpos monoclonales y el antibiótico minociclina, para ver si pueden detener el proceso de destrucción del nervio que sucede después de lesiones como un golpe en la cabeza o una apoplejía.
Washington, agosto 17/2010 (Reuters)

Para usuarios de Infomed: Journal of Neuropathology & Experimental Neurology

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración