Los bebés recién nacidos pueden recibir \»buenas\» bacterias durante el parto y aquellos que nacen por cesárea podrían no obtenerlas, dijeron investigadores.Su estudio demostró que los bebés nacidos por parto natural son cubiertos por las bacterias benignas de la madre, mientras que los que nacen por cesárea tienen bacterias de la piel más genéricas.
Esto podría explicar por qué los niños nacidos quirúrgicamente son más propensos a desarrollar peligrosas infecciones, como la Staphylococcus aureus resistente a los fármacos, dijo Elizabeth Costello, de la Stanford University, en California, y su equipo.
También podría ayudar a entender los estudios que sugieren que los niños de cesáreas tendrían mayores tasas de alergias y asma bronquial, reportaron los investigadores en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
\»Es sentido común el hecho de que un bebé nacido por parto natural está expuesto a diferentes bacterias que uno que nace por cesárea. Todos tienen un patrón único de bacterias\», dijo Costello en una entrevista telefónica.
El líquido amniótico que sostiene al bebé en el vientre es generalmente estéril si la madre es saludable. Pero en los minutos durante y posteriores al parto, los bebés son colonizados dentro y fuera del útero por millones de bacterias, virus y otros organismos.
\»Es natural y beneficioso para nosotros que seamos colonizados por bacterias saludables al nacer. La mayoría de las bacterias que viven dentro nuestro, si no nos dañan, nos ayudan de cierta manera\», agregó Costello.
\»En un sentido, la piel de los recién nacidos es como un suelo recientemente labrado que está esperando las semillas, en este caso, las comunidades de bacterias\», dijo Noah Fierer, de la University of Colorado, que trabajó en el estudio.
El equipo, liderado por María Domínguez-Bello, de la Universidad de Puerto Rico, evaluó a nueve mujeres y a sus 10 recién nacidos en un hospital en Venezuela.
Los investigadores extrajeron muestras de los bebés a las 24 horas de su nacimiento y secuenciaron los genes de todas las bacterias que hallaron.
Los niños nacidos vaginalmente tenían material idéntico al de la vagina de sus madres en su piel, narices, gargantas y materia fecal. Pero los nacidos por cesárea tenían bacterias que se ven más comúnmente en la piel y que no parecían provenir de la madre.
\»No sabemos si estas bacterias aparentemente de la piel provienen de la primera persona que tocó al bebé -su padre o un médico- o si estaban en el aire\», dijo Costello.
Pero qué bacterias recibe un recién nacido podría tener profundas consecuencias en el futuro. \»Hay muchos estudios que asocian el tipo de parto con el estado de salud en la vida adulta\», agregó.
Ahora será importante rastrear cuáles son las bacterias protectoras y seguir a los recién nacidos hasta la infancia para detectar si algunas diferencias en su salud pueden estar asociadas a su primer contacto con las bacterias, aseguró.

Washington, junio 22/2010 (Reuters)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración