El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en México obtuvo en el 2009 más de 98 millones de pesos por medio de donaciones, de los cuales 24 millones se destinaron a impulsar programas de educación de calidad para niños y adolescentes, en especial para que aquellos que viven en comunidades indígenas reciban enseñanza intercultural y bilingüe.Unicef reconoció que \»la cobertura en educación primaria ha llegado a ser casi universal, lo que representa un indudable logro en la política pública de los últimos años\».
En su informe anual, Unicef México expuso que todavía existen retos que enfrentar, como el hecho de que existen tres millones de niños que no van a la escuela, factor que deriva de la disparidad y exclusión social de los sectores pobres o marginados.
Para el rubro de política pública la organización destinó 22 millones de pesos, es decir 25% de los fondos, el cual se invirtió para construir un marco que fortalezca los derechos de la infancia y disminuya el impacto de la crisis económica en los infantes.
Asimismo para desarrollar estrategias para prevenir la transmisión de VIH/sida de madre a hijo y capacitación de funcionarios en el área de salud materna e infantil.
De acuerdo con el documento, unos 15 millones de pesos se invirtieron para la protección de la niñez en la crisis sanitaria provocada por el virus de la influenza humana A (H1N1).
Con dichos recursos se compraron artículos de limpieza, higiene y agua potable para comunidades de Oaxaca, Chiapas, Yucatán y Zacatecas.
El texto de 23 cuartillas señaló que parte de esos 15 millones de pesos se invirtieron para brindar apoyo social a familiares de las víctimas del incendio en la Guardería ABC, ocurrido el 5 de junio de 2009 en Hermosillo, Sonora.
En el ámbito de protección de los derechos de la niñez, Unicef dirigió 14 millones de pesos para fortificar el sistema de justicia de adolescentes que tienen conflicto con la ley, el combate a la violencia, explotación, abuso y trabajo infantil.
Además para crear un modelo de defensa que protege a 26 mil niños emigrantes que cada año son repatriados desde Estados Unidos a México.
Con el fin de crear conciencia en la sociedad mexicana respecto a la niñez se transfirieron casi 12 millones de pesos para producir y difundir los documentales \»Which way home\» y \»Los herederos\», precisó.
El organismo explicó que estos documentales detallan aspectos como el trabajo infantil y la migración de niños que llegan a Estados Unidos con el objetivo de reunirse con sus familias, encontrar un empleo o huir de la violencia que sufren en sus hogares.
Por otra parte, Unicef México reconoció estar consciente de que se debe erradicar el trabajo infantil, lograr el registro civil de infantes que viven en comunidades indígenas y desarrollar planes emergentes para enfrentar desastres naturales en zonas vulnerables.
Por ello propuso trabajar con el gobierno federal, el sector empresarial y la ciudadanía en general, para lograr un mayor avance en el cumplimiento de los derechos de la infancia.
En lo que respecta a 2010, el organismo internacional añadió que su prioridad es contrarrestar el impacto de la crisis en los niños y adolescentes, e incluir la participación de jóvenes en la Conferencia Mundial de Juventud que se celebrará en México este año.
También garantizar los derechos del niño emigrante en el próximo Foro Global de Migración que se llevará a cabo en Puerto Vallarta, del 8 al 11 de noviembre próximo.

Ciudad de México, junio 7/2010 (Notimex)

junio 8, 2010 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Salud Pública | Etiquetas: , , , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración