Una empresa brasileña desarrolló un aparato que dispara chorros de aire y que puede sustituir a las temidas brocas de la fresa en el tratamiento de caries de los dientes.El aparato fue desarrollado inicialmente por la empresa brasileña Superdont en el 2001 y, ante algunos inconvenientes que aún presentaba y que impedían su popularización, fue perfeccionado en el último año gracias a una investigación financiada por la Fundación de Apoyo a la Investigación en el Estado de Río de Janeiro (Faperj).
El equipo lanza con precisión milimétrica un chorro de aire cargado con micropartículas de óxido de aluminio hacia el local en que está la caries. Como este material es una sustancia abrasiva, es decir que desgasta por fricción, elimina la parte del diente ya destruida por la caries en pocos segundos.
Pese a que ya existe una tecnología similar en Estados Unidos y otros países desarrollados desde hace algunos años, hasta ahora no había nada similar en América Latina. Los modelos importados, además, tienen un costo muy elevado para los odontólogos de países en desarrollo.
Según los cálculos de Superdont, la versión brasileña puede ser vendida en cerca de 4000 reales (unos 2 222,2 dólares), un precio casi cinco veces inferior al similar más barato en Estados Unidos.
La innovación permitirá que muchas personas pierdan el miedo de ir al dentista, alega la Faperj en una noticia publicada en su página en internet.
Las brocas rotativas es el método más común en los últimos 50 años en todo el mundo para tratar las caries, una enfermedad que afecta a cerca del 95% de la población mundial. Estos diminutos taladros causan dolor y también estrés, tensión y hasta lesiones en las encías.
El primer equipo desarrollado por Superdont permitía la remoción de caries y de tártaro sin el uso de las brocas y sin anestesia, es decir sin dolor y sin el estrés causado por el ruido de la broca.
Pese a esas ventajas, el aparato no se popularizó debido a que liberaba una gran cantidad de polvo que incomodaba tanto al paciente como al dentista.
\»La nueva investigación nos permitió crear un nuevo prototipo que cuenta con una cortina de agua capaz de reducir en un 95% el polvo liberado sin perder la eficiencia\», explica el presidente de Superdont e inventor del aparato, el dentista Izio Mazur.
El responsable por la empresa calcula que el modelo definitivo estará listo para ser comercializado tanto en Brasil como en el exterior este mismo año.
Su exportación será posible gracias a que la empresa ya inició los trámites para obtener una certificación internacional admitida en los países desarrollados.

Río de Janeiro, junio 7/2010 (Xinhua)

junio 8, 2010 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Odontología | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración