Diversos estudios relacionan la obesidad y el síndrome metabólico con la artrosis de rodilla, pero este vínculo no estaba claro en pacientes con artrosis de mano. Un trabajo presentado en el Congreso de la Sociedad Internacional de Investigación en Artrosis lo ha confirmado.

Los pacientes con artrosis de mano tienen una frecuencia del doble de obesidad y sufren 2,5 veces más síndrome metabólico, según un estudio español presentado en el Congreso de la Sociedad Internacional de Investigación en Artrosis (Oarsi), celebrado en Barcelona.

El autor principal de la investigación, Cristóbal Orellana, de la Corporación Sanitaria y Universitaria Parc Taulí del Hospital de Sabadell, ha explicado que “este estudio buscaba conocer la frecuencia de trastornos metabólicos, como diabetes y dislipemia, y de otros factores de riesgo cardiovascular en pacientes con artrosis de mano”.

Varios estudios ya han demostrado el vínculo establecido entre estos factores de riesgo y los pacientes con artrosis de rodilla, según Orellana, quien ha recalcado que “la obesidad contribuye claramente a la progresión de la artrosis de rodilla y el sedentarismo también podría influir en la elevada frecuencia de hipertensión arterial, diabetes o dislipemia en estos pacientes”. Sin embargo, esta relación todavía no estaba demostrada en los afectados por artrosis de mano.

Por eso, se decidió llevar a cabo esta investigación en atención primaria para conocer la frecuencia de este tipo de trastornos. Se comparó un grupo de pacientes con artrosis de mano con otro de control (formado por personas sin ninguna otra patología reumática crónica) y se observó que en cada uno de ellos la frecuencia de diabetes, dislipemia e hipertensión arterial era similar. La obesidad era el doble en los pacientes con artrosis de mano y el síndrome metabólico les afectaba 2,5 veces más.

Cuando se analizaron los pacientes con obesidad de ambos grupos, se comprobó que el síndrome metabólico seguía siendo más frecuente en quienes sufrían artrosis de mano.

Terapia regenerativa
Por otra parte, Pilar Tornero Esteban, del Hospital Clínico Universitario San Carlos, de Madrid, ha presentado un trabajo sobre una nueva terapia regenerativa. La especialista ha señalado que el empleo de células madre mesenquimales constituye una de las técnicas más prometedoras para el tratamiento de lesiones del tendón supraespinoso del manguito rotador.

“Las ventajas del uso de estas células no están exclusivamente limitadas a su capacidad de diferenciación a células del linaje mesodérmico, entre ellas los tenocitos del tendón. Además, estas células son capaces de modificar la respuesta inmune inflamatoria y actuar como bombas secretoras de factores de crecimiento y de citocinas antiinflamatorias necesarios para estimular los procesos de reparación o inhibir los procesos degenerativos”, según ha apuntado Tornero.

A su juicio, “en la actualidad la cirugía reparadora por los distintos tipos de abordaje y técnicas existentes no ha logrado resultados plenamente satisfactorios en todos los casos, observándose una elevada tasa de re-roturas a largo plazo”.

“Nuestro trabajo, desarrollado en un modelo de rata, comparó la eficacia de tres estrategias diferentes: sutura [técnica más utilizada en la práctica clínica], membrana de colágeno tipo I y membrana de colágeno tipo I con células. La investigación mostró que los animales tratados con células presentaban una mejoría en la calidad del tendón reparado en términos de fortaleza, aunque no se observó una mejor reorganización de las fibras de colágeno”, ha asegurado.

Ahora su intención es estudiar distintas dosis de células o biomateriales para evaluar su efecto a más largo plazo.
mayo1/2012 (Diario Médico)

mayo 2, 2012 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Reumatología | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración