articulo cientifico2.jpnLos prejuicios culturales serían menos influyentes si los ´revisores pares´ desconocieran las identidades o afiliaciones de los autores de artículos científicos o instituciones correspondientes a países de bajos ingresos (PIB).

El informe de Natasha Gilbert que publica la revista Nature compara los veredictos de quienes juzgan artículos científicos relacionados con la ecología escritos por autores que aspiran publicarlos en revistas especializadas de lengua inglesa.

En este sentido, observa que los manuscritos de ecología de autores de PIB, o aquellos con menor dominio del inglés, obtienen peores resultados durante el proceso de revisión que los estudios del mismo campo originados en países de habla inglesa de mayores ingresos. Para resolver el sesgo discriminatorio, Gilbert  sugiere anonimizar a los autores que presentan trabajos.

El informe retoma lo que estudios anteriores demostraron en cuanto a los tratos diferentes que reciben los textos de PIB. A modo de ejemplo cita antecedentes:

Bedoor AlShebli, científico social computacional que se desempeña en New York University Abu Dhabi de los Emiratos Árabes Unidos, al examinar las desigualdades de origen descubrió que los artículos de autores asiáticos, africanos o sudamericanos pasan más tiempo en el proceso de revisión por pares.

Charles Fox, entomólogo de la Universidad de Kentucky, Lexington, EE.UU., dirigió un reciente estudio donde  examinó si el sesgo influye en la forma en que los revisores evalúan la investigación y si la revisión por pares doble ciego -en la que ni autores ni revisores conocen sus identidades- resuelve el problema.

En 2019, siendo Fox editor ejecutivo de la revista Functional Ecology, junto con el staff directivo, comenzaron una prueba aleatoria para evaluar los costos e impacto de introducir la revisión por pares doble ciego en la colección.

El riesgo de informar la identidad

En el estudio, los manuscritos recibidos por la revista entre 2019 a 2022 debían informar en la portada -con independencia del documento- las identidades de los autores y cualquier otro dato de identificación, incluidos los de contacto, afiliaciones institucionales y agradecimientos. La investigación de Fox aconsejaba a los autores que no se identificaran en el texto de manera obvia. Un sistema de seguimiento de manuscritos asignó aleatoriamente los artículos para ser revisadosa doble ciego o simple ciego (en cuyo caso los revisores conocen la identidad de los autores). El trabajo incluyó un total de 3 689 artículos.

El 40,2 % de los trabajos presentados en el período consignado pasaron a revisión por pares; en el 34,3 % de ellos, los autores fueron invitados a realizar revisiones y el 16,7 % rechazados. En este último caso, si bien los autores pudieron reenviarlos, el 48,9 % volvieron a ser rechazados sin opción de nuevos envíos.

El estudio encontró que los revisores otorgaron puntajes más bajos a los artículos revisados a doble ciego por pares respecto a aquellos con identidades conocidas.

Los artículos con autores identificados tenían un 24,2 % no solo tenían más de probabilidades que los revisados a doble ciego de recibir invitaciones para remitir una nueva versión, sino que también registraron un 15,2 % más de probabilidades de tener un resultado positivo general. La causa se explica en la invitación cursada a los autores para que envíen revisiones o un nuevo documento completo.

La investigación de Functional Ecology encontró además que los autores de países de habla inglesa pertenecientes a países de altos ingresos (PAI) se benefician cuando los revisores conocen sus identidades, y pierden esos beneficios cuando sus identidades están ocultas.

Los artículos de autores identificados de las naciones más ricas del mundo, como los Estados Unidos, tenían un 68 % más de probabilidades de ser enviados para revisión por pares que los artículos de autores identificados de países menos ricos.

Los autores de PAI también recibieron puntajes de revisión más altos y era más probable que se les pidiera volver a enviar manuscritos que los autores de PBI, pero solo cuando los revisores conocían sus identidades. Por ejemplo, los autores de PAI tenían un 28 % más de probabilidades que se les pidiera revisar o volver a enviar cuando se conocían sus identidades, pero solo un 4 % más de probabilidades cuando sus identidades estaban ocultas. Por el contrario, los autores de PBI o de países que no hablan inglés, como grupo, experimentaron resultados similares en la revisión por pares, con identidades ocultas o no.

La redactora del informe de Nature destaca la posibilidad la revisión doble ciego como mecanismo prometedor para amortiguar los sesgos. Los editores académicos también pueden ayudar a detener el favoritismo mediante la aplicación de políticas que impidan el manejo arbitrario de los manuscritos.

Sin embargo, ciertos sesgos no parecieron estar en juego en el estudio de Fox. En particular, encontraron que la revisión por pares doble ciego no afectó el resultado de los artículos escritos por autoras. Dichos manuscritos tenían la misma probabilidad de pasar a la revisión por pares, e incluso recibieron puntajes de revisión ligeramente más altos, que los correspondientes a autores masculinos, con identidades bloqueadas o no.

Sesgo de prestigio

Fox dice que el estudio muestra que los revisores no tienen prejuicios contra los investigadores de PBI o de países que no hablan inglés; pese a ello, argumenta que los autores de naciones ricas obtienen aval cuando su identidad es conocida. Sugiere además que los investigadores de las naciones ricas se benefician del sesgo de prestigio de ciertas instituciones, por el que los revisores suponen que aportará la diferencia de calidad al trabajo que deben supervisar.

El 4 de abril, la Sociedad Británica de Ecología (British Ecological Society), editora de siete colecciones de revistas, incluida Functional Ecology, se expidió en respuesta a los hallazgos de Fox y sus colegas al solicitar se comience a exigir que todas sus revistas utilicen la revisión por pares doble ciego.

Sin embargo, Fox advierte contra permitir que los autores opten voluntariamente por una revisión anónima, aplicada, por la revista Nature Ecology and Evolution. El editor considera que tal decisión no impedirá el sesgo.

Los autores de países de bajos ingresos solo se beneficiarán si los autores de países más ricos también permanecen en el anonimato, y para que eso suceda, es probable que la revisión por pares doble ciego deba ser obligatoria.

“Cuando se anonimiza a las personas, los documentos se revisan de manera más honesta”, dice Fox. “Sería bueno para la ciencia que todos fueran tratados por igual”.

Referencia.

Gilbert N. Anonymizing peer review makes the process more just. Nature. 2023. doi: 10.1038/d41586-023-01772-w. Epub ahead of print. PMID: 37237126.    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/37237126/

30/08/2023(SIICSalud) Tomado- Noticias Biomédicas   Copyright siicsalud© 1997-2023

  • Noticias por fecha

    febrero 2024
    L M X J V S D
    « ene    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    26272829  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración