torrente sanguineo1La disminución de las infecciones del torrente sanguíneo asociadas a las vías centrales mejora la calidad de la atención y salva vidas.

Un nuevo informe publicado en el American Journal of Infection Control (AJIC) demuestra que implementar un equipo dedicado de enfermeras para ayudar con las inserciones de vías centrales puede reducir el riesgo de que los pacientes desarrollen infecciones del torrente sanguíneo debido a esas vías centrales. En este informe, los especialistas en prevención de infecciones de UNC Health descubrieron que contar con este equipo dedicado redujo la proporción de infecciones del torrente sanguíneo asociadas a la vía central que ocurren dentro de los siete días posteriores a la colocación de la vía en un 47 % entre los pacientes incluidos en este programa.

Las vías centrales, o dispositivos de acceso venoso central, son alternativas a las vías intravenosas estándar que se utilizan para pacientes hospitalizados que están en estado crítico o que necesitan tratamiento a largo plazo. Son más invasivas que las vías intravenosas y se asocian con un mayor riesgo de infecciones del torrente sanguíneo; en los EE. UU., más de 28 000 muertes al año se atribuyen a este tipo de infecciones. Las pautas clínicas ofrecen protocolos específicos para garantizar la inserción adecuada de una vía central, pero un estudio interno de los proveedores de UNC Health encontró que más del 80 por ciento de las inserciones no siguieron todas las normas prácticas recomendadas.

En UNC Health en Chapel Hill, Carolina del Norte, los especialistas en prevención de infecciones y los líderes hospitalarios se propusieron mejorar los resultados de los pacientes mediante el establecimiento de un equipo de enfermería especializado dedicado a ayudar con las inserciones de la vía central. El equipo tuvo la tarea de confirmar el cumplimiento de una lista de verificación clínica, observar y habilitar técnicas de prevención de infecciones y garantizar la disponibilidad de los suministros necesarios para el procedimiento.

Para medir los resultados, se centraron en las infecciones del torrente sanguíneo que ocurrían dentro de una semana de la colocación de la vía, ya que este es el período de tiempo en el que las infecciones tienen más probabilidades de estar relacionadas con el proceso de inserción. En los primeros tres años del programa, la proporción de infecciones del torrente sanguíneo asociadas con vías centrales en este período de una semana disminuyó en un 47 % entre los pacientes cuyas inserciones de vías fueron apoyadas por el equipo de enfermería especializado.

«Si bien estudios anteriores demostraron la eficacia de contar con equipos dedicados para realizar inserciones de vías centrales, sorprendentemente había poca información disponible sobre el uso de equipos de apoyo especializados para este importante procedimiento», dijo Shelley Summerlin-Long, MPH, MSW, BSN, RN, líder senior de mejora de la calidad en el Departamento de Prevención de Infecciones de UNC Health y autor principal de este estudio. “Estábamos ansiosos por evaluar si tener un equipo de enfermería dedicado a observar y ayudar marcaría una diferencia en los resultados de los pacientes en nuestro hospital. La disminución de las infecciones relacionadas en un 47 % durante los primeros tres años del equipo es notable y ofrece una validación clara de este enfoque”.

El estudio de UNC Health se llevó a cabo entre febrero de 2019 y marzo de 2022. El equipo especializado de 4,5 enfermeras de tiempo completo brindó apoyo las 24 horas del día para las vías centrales insertadas al lado de la cama de pacientes adultos hospitalizados.

Los resultados muestran:

Después de un período de aceleración durante el primer año de la iniciativa, el equipo de enfermería ayudó habitualmente con 110 a 120 inserciones de vías centrales por mes en el segundo y tercer año del programa.

Cuando comenzó el programa, se colocaban un promedio de 60 vías centrales cada mes sin solicitud de asistencia del equipo especializado. Para el tercer año del programa, ese número había disminuido a 44 inserciones por mes.

Durante el período de tres años, la proporción general de infecciones del torrente sanguíneo asociadas a vías centrales se mantuvo estable en el hospital. Dentro de eso, la proporción de dichas infecciones entre los pacientes cuyas inserciones fueron asistidas por el equipo de enfermería disminuyó del 19 % antes de la implementación del programa al 10% en el tercer año, para una reducción general del 47 %.

El equipo también realizó auditorías de más de 100 líneas centrales cada mes y ofreció capacitación al personal de primera línea en el 90 % de los casos.

“La disminución de las infecciones del torrente sanguíneo asociadas a las vías centrales mejora la calidad de la atención y salva vidas”, dijo Patricia Jackson, RN, BSN, MA, CIC, FAPIC, presidenta de APIC 2023. «El enfoque innovador descrito en este estudio muestra que agregar observadores capacitados para ayudar con la colocación de vías centrales tiene un enorme potencial para reducir las infecciones y prevenir daños».

Referencia

Summerlin-Long S, DiBiase LM, Padgett M, Mack J, Clark C, Teal L, et al. A Helping Hand: The Impact of a Central Line Insertion Support Team.  Am J Infect Control [Internet]. 2023[citado 31 oct 2023] S0196-6553(23)00609-0. Disponible en:  https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/37865892/

1 noviembre 2023| Fuente: IntraMed | Tomado de Noticias biomédicas

noviembre 1, 2023 | gleidishurtado | Filed under: sangre | Etiquetas: , , , |

  • Noticias por fecha

    marzo 2024
    L M X J V S D
    « feb    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración