El jefe Clínico de Cirugía Aórtica, Jaume Dilmé, apunta los beneficios de este dispositivo, llamado Castor.

El Servicio de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular del Hospital de Sant Pau ha implementado con éxito y «por primera vez» en España una nueva prótesis para la reparación endovascular del arco aórtico distal. Este dispositivo, llamado Castor, supone un avance en el tratamiento de distintas patologías que comprometen a la arteria aorta torácica descendiente proximal porque evita las cirugías que suponen abrir el tórax del paciente y reduce las posibles complicaciones posteriores y la recuperación del enfermo es más rápida, ha informado este viernes el hospital.
Las tres ramas que emergen del arco aórtico son el tronco branquiocefálico, la arteria carótida común izquierda y la arteria subclavia izquierda: es en esta última en la que se fija la única rama integrada que incluye el dispositivo, lo que permite preservarla para que siga irrigando sangre al cerebro y al brazo izquierdo al mismo tiempo que se repara el arco aórtico.
El jefe clínico de Cirugía Aórtica del Servicio de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular de Sant Pau, Jaume Dilmé, ha explicado que la peculiaridad de esta endoprótesis es que «ya incorpora una rama específica integrada para la arteria subclavia».
Además, ha remarcado que ello evita que se deba fabricar un agujero en la prótesis llamada fenestración para poder conectar otro ‘stent’ o que se deba hacer un ‘bypass’ previo en el cuello a la colocación de la prótesis aórtica.

Reducir al máximo los riesgos

«De este modo, conseguimos reducir el riesgo de posteriores desconexiones entre nuestras prótesis y las complicaciones asociadas a la cirugía abierta. Con ello esperamos mejorar la evolución y la durabilidad de nuestra reparación aórtica», ha dicho.
Otra ventaja de esta endoprótesis, según Sant Pau, es intentar reducir al máximo los potenciales trastornos cerebrales, la hospitalización y la mortalidad con respecto a la cirugía clásica abierta porque es una técnica mínimamente invasiva, sin dependencia de la asistencia circulatoria mecánica y sin pinzamiento de la aorta.

Dilmé ha explicado que esta endoprótesis permite «tratar patologías del arco aórtico y está diseñada sobre todo para disecciones de la aorta».
El primera paciente al que Sant Pau ha implantado el dispositivo presentaba una patología muy específica, un arco aórtico situado a la derecha en lugar de a la izquierda, «con una arteria subclavia derecha aberrante y un divertículo de Kommerell en el origen de la arteria subclavia izquierda en la aorta descendiente proximal», recoge Europa Press.
El Hospital de Sant Pau ha resaltado que, con la implantación de la endoprótesis Castor por primera vez en España desde que tiene la marca CE, consolida su posicionamiento en las técnicas de cirugía endovascular que involucran el arco aórtico, y ha recordado que hace unos meses también implantó un dispositivo endovascular de triple rama para reconstruir toda la anatomía del arco aórtico, también mediante cirugía endovascular.

Abril 14/2023 (Redacción Médica) – Tomado de sección de Cardiología. Copyright 2004 – 2023 Sanitaria 2000.

  • Noticias por fecha

    noviembre 2023
    L M X J V S D
    « oct    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración