Nueva York, la ciudad más grande de Estados Unidos, obliga a sus bares y restaurantes a cerrar a las 22 Horas desde este viernes para enfrentar la segunda ola de la COVID-19, que azota con fuerza inusitada al país y continúa causando estragos también en Europa.

3coronavirusEl número de enfermos de coronavirus hospitalizados en Estados Unidos es el más alto desde el inicio de la pandemia, con más de 65 000 personas, según la COVID Tracking Project. El virus ha provocado ya 242 621 muertes en el país, según un recuento de la universidad Johns Hopkins.

Ante la ausencia de consignas nacionales del gobierno federal de Donald Trump, las autoridades locales comienzan a imponer restricciones en sus territorios.

En el estado de Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo anunció que todos los establecimientos autorizados a vender alcohol, incluyendo bares y restaurantes, tendrán que cerrar a las 22 Horas.

Algunos estados y ciudades comenzaron además también e incitar a sus habitantes a que se queden en casa.

Es el caso de Chicago, tercera ciudad más poblada de Estados Unidos, que pidió a sus 2,7 millones de habitantes permanecer en sus hogares, excepto para ir al trabajo, la escuela o algunas actividades esenciales, una medida recomendada pero no coercitiva.

“Cada uno de nosotros debe dar un paso adelante y ‘Proteger a Chicago’ ahora mismo, o el 2020 podría ir de mal en peor”, indica una nota del sitio web de la ciudad.

Más de 10 000 afectados por el nuevo coronavirus murieron en las últimas 24 horas en el mundo, según un recuento de la AFP reciente. Cerca de la mitad (4 961) de esas muertes (10 010) fueron registradas en Europa, 1 868 en América Latina y el Caribe, y 1 330 en Estados Unidos.

A principios de semana hubo noticias alentadoras sobre el desarrollo de una vacuna de los laboratorios Pfizer y BioNTech, pero esa posible solución no llegará a tiempo para evitar decenas de miles de muertes más.

Se prevé que las primeras vacunas estén disponibles tal vez a fines de año en Estados Unidos, y en Europa lo harían en el primer trimestre de 2021, dijo Andrea Ammon, directora del Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC).

La COVID-19 ha matado al menos a 1 292 200 personas en todo el mundo desde que la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China informó del inicio de la enfermedad a fines de diciembre, según un recuento elaborado este por la AFP a partir de fuentes oficiales.

Se han diagnosticado al menos 52 656 823 casos de infección desde el inicio de la pandemia, de los cuales 33 959 160 se consideran curados.

En Europa, llegó una señal de esperanza desde Alemania, donde el instituto de vigilancia sanitaria Robert Koch habló de los “primeros signos” de mejora en la curva de infección.

“La curva se está aplanando”, dijo el director del centro, Lothar Wieler, al tiempo que advirtió contra cualquier relajamiento del comportamiento de los ciudadanos.

Pero otros países siguen con cifras alarmantes y durante toda la semana anunciaron nuevas medidas para intentar contener el avance de la pandemia.

Grecia, ya confinada desde hace días, ha decretado un toque de queda adicional, a partir del viernes entre las 21 Horas y las 05 Horas. Únicamente estarán autorizados los desplazamientos por razones de trabajo o salud.

Portugal amplió el área afectada por sus restricciones sanitarias. Eslovenia prohibió casi todas las reuniones durante dos semanas y Hungría impuso el confinamiento parcial durante al menos 30 días.

En Francia, donde un paciente con coronavirus es hospitalizado “cada 30 segundos”, el primer ministro descartó cualquier relajación del confinamiento durante al menos otros 15 días.

En el aeropuerto parisino Roissy-Charles-de-Gaulle se ha abierto un centro de pruebas de detección antigénica para pasajeros procedentes de países clasificados como “rojos”, a los que Francia solicita proporcionar una prueba negativa para entrar en su territorio.

En Italia, que superó el umbral del millón de casos, el gobierno reservó 15 000 camas de hotel para enfermos de la COVID-19 en todo el país.

El Sheraton Parco de Medici del sur de Roma, con piscina y ubicado en medio de un campo de golf, ha puesto a disposición 169 habitaciones para pacientes, 49 de ellas equipadas con oxígeno.

noviembre 14/2020 (aFP) Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

noviembre 15, 2020 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Coronavirus, COVID-19, Cuidados críticos, Cuidados Intensivos |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2020
    L M X J V S D
    « oct    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración