Un estudio sobre una amplia población avala la eficacia de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) para prevenir el cáncer de cuello de útero, demuestran datos aportados por investigadores suecos.

vacuna papiloma humanoLa vacuna contra el VPH había demostrado que previene las verrugas genitales y las lesiones precancerosas, pero, si bien había indicios científicos, faltaba el respaldo contundente de que también evita el cáncer de cérvix, de acuerdo con la investigación publicada en la revista The New England Journal of Medicine.

Una de las autoras del estudio, la epidemióloga Jiayao Lei, del Instituto Karolinska de Estocolmo, afirma que es la primera vez que, en referencia a población, se pudo demostrar que la inmunización contra el VPH protege no solo contra los cambios celulares precursores del cáncer de cuello uterino, sino también contra el cáncer de cuello uterino invasivo.

Casi 1,7 millones de mujeres (de 10 a 30 años) en Suecia participaron en la muestra, en la cual, tras más de una década de seguimiento, las vacunadas tuvieron un riesgo mucho menor de desarrollar un cáncer de cuello uterino, especialmente si recibieron la dosis antes de los 17 años.

Jiayao explicó a la revista especializada que las niñas vacunadas antes de los 17 años redujeron el riesgo de ese tipo cáncer en un 88 por ciento.

Cuando la vacuna se administró entre los 17 y los 30 años, la probabilidad disminuyó en un 53 por ciento, siempre comparado con las mujeres que no se vacunaron.

“Las niñas vacunadas a una edad temprana parecen estar más protegidas, probablemente porque es menos probable estar expuestas a la infección por VPH, y porque la vacuna contra esa dolencia no tiene ningún efecto terapéutico frente a una infección preexistente”, explica el también autor del estudio Pär Sparén, profesor en el Departamento de Epidemiología y Bioestadística del instituto sueco.

Para Francesc Xavier Bosch, consultor del Programa de Investigación en Epidemiología del Cáncer del Instituto Catalán de Oncología, en Barcelona, este es un gran éxito de la medicina preventiva.

El especialista afirmó que “en un momento convulso para la ciencia, que busca a contrarreloj respuestas para la Covid-19, noticias como esta suman evidencias a favor de los beneficios globales de la vacunación”.

Bosch aseguró que es un inyectable muy eficaz, por lo que ahora se puede demostrar que reduce el cáncer invasivo, y que desde el punto de vista científico es una cuestión esencialmente resuelta.

“Nos queda la cuestión logística y política de producir suficiente vacuna y repartirla a tiempo para inmunizar a las poblaciones”, significó.

Además, recordó que la mitad de los países del mundo la tienen ya incorporada en sus programas de vacunación rutinaria, aunque ahora sufren el impacto de la COVID-19, en especial, en los países con menos recursos donde esos programas dependen de la apertura de las escuelas y en los que ahora casi todo el esfuerzo sanitario está dedicado a enfrentar la pandemia.

octubre 02/2020 (Prensa Latina). Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

octubre 3, 2020 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Neoplasias | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración