Las medidas anti-tabaco se cuadruplicaron en la última década, anunció recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque todavía hay mucho que hacer en la lucha contra el tabaquismo, que provoca 7 millones de muertes al año.

Varios países han adoptado medidas para disuadir a los ciudadanos de consumir tabaco, tales como advertencias en las cajetillas, prohibiciones de publicidad o la instalación de zonas de no fumadores, explica el informe de la OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo presentado en Nueva York.

Hoy en día, casi 4700 millones de personas se benefician de al menos una medida de control anti-tabaco, lo que significa cuatro veces más que en 2007.

“Las estrategias para poner en marcha dichas medidas han salvado a millones de personas de una muerte precoz”, indica la OMS, que estableció en 2008 el programa MPOWER para favorecer las actuaciones de los gobiernos contra el tabaco.

MPOWER fue lanzado en el marco de una convención de la OMS destinada a frenar dicha epidemia, agravada por la globalización, y pone en marcha seis estrategias para disuadir del consumo de tabaco.

Se trata del control del consumo y las políticas de prevención, la protección del público contra el humo, las ayudas para dejar de fumar, las advertencias contra los peligros del tabaco, el respeto de la prohibición de publicidad, promoción o patrocinio y el aumento de los impuestos.

“Los gobiernos del mundo no deberían perder tiempo en incorporar todas las disposiciones de la convención de la OMS sobre el control del tabaco en sus programas nacionales”,insistió ante las Naciones Unidas el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la organización.

“También deben reprimir el mercado ilícito de los productos derivados del tabaco, que exacerba la epidemia mundial de tabaquismo y sus nefastas consecuencias sanitarias y socioeconómicas”, juzgó.

“Trabajando juntos”, señaló, “los países pueden evitar millones de muertes al año (…), y economizar miles de millones de dólares anuales en asistencia médica”.

Este último informe de la OMS, financiado por Bloomberg Philanthropies, que agrupa las diversas actividades caritativas del millonario y exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, se centra en el control del tabaco y en las políticas de prevención.

“Una muerte de cada diez en el mundo está provocada por el tabaco, pero podemos cambiar esto (…) con el programa MPOWER, que ha demostrado ser altamente eficaz”, señaló Bloomberg, embajador de la OMS para las enfermedades no contagiosas.

Los autores constataron que un tercio de los países ha puesto en marcha sistemas para controlar el consumo pero, aunque representa un neto avance con relación a 2007, los gobiernos consideran que todavía hay mucho que hacer, consagrando más recursos y haciendo de la cuestión una prioridad nacional, según la OMS.

La organización destacó también la importancia de controlar y combatir sistemáticamente las tácticas de la industria tabacalera.

Reducir el consumo de tabaco es también una parte esencial del Programa de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas establecido en 2015.

Uno de los objetivos clave es reducir un tercio el número de muertes prematuras resultantes de las enfermedades no contagiosas (enfermedades cardiovasculares, pulmonares, cáncer y diabetes), en las que el tabaquismo juega un papel importante.
julio 23/2017 (AFP)

julio 24, 2017 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Adicciones, Bienestar y Calidad de Vida, Enfermedades crónicas no trans., Salud Pública | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    julio 2017
    L M X J V S D
    « jun   ago »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración