Los probióticos modificados genéticamente parecen servir para eliminar determinadas infecciones bacterianas, según se ha demostrado en un experimento murino.

infecciones bacterianasLa manipulación genética podría ser una vía eficaz para acabar con ciertos microorganismos patógenos, según demuestra un estudio desarrollado por científicos de la Universidad Nacional de Singapur. Matthew Chang, del Departamento de Bioquímica de la citada universidad, es el primer autor del trabajo, que se publica en Nature Communications.

Estos investigadores ya habían modificado una cepa de Escherichia coli para que cuando está en presencia de Pseudomonas aeruginosa, sus células liberen una toxina que acaba selectivamente con el patógeno. No obstante, desconocían si esta estrategia funcionaría durante una infección.

Para averiguarlo, han recurrido a un experimento con animales. En esta ocasión, los científicos modificaron la cepa E. coli Nissle 1917, un probiótico del que ya se ha comprobado un efecto beneficioso en determinados trastornos intestinales. En concreto, incluyeron un gen que permitía desestabilizar el biofilm de P. aeruginosa.

Para probar la eficacia del probiótico modificado, lo administraron a dos modelos animales de la infección intestinal por P. aeruginosa (una murino y otro del nematodo Caenorhabditis elegans). Si bien el principal foco de infección de este patógeno oportunista es el pulmón en pacientes inmunodeprimidos, el tracto intestinal se considera un importante reservorio de P. aeruginosa en estos enfermos, así como en los que sufren neutropenia. De hecho, su presencia en el intestino facilita una expansión por la vía sanguínea a los pulmones.

Los resultados en ambos modelos desvelaron que el efecto del probiótico resultaba mayor al inicio de la enfermedad que cuando estaba ya establecida.

Los investigadores sugieren que estas bacterias probióticas modificadas genéticamente pueden administrarse sin restricciones, gracias a sus beneficios demostrados unidos a su potencial protección frente a ciertos patógenos. Con todo, reconocen que aún hay que hacer más estudios antes de iniciar ensayos clínicos.
abril 18/2017 (diariomedico.com)

abril 19, 2017 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Bioquímica, Infecciones Bacterianas y Micosis, Microbiología | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    abril 2017
    L M X J V S D
    « mar   may »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración