A cinco ascienden hoy las víctimas en Panamá a causa del brote de la influenza de AH1N1, desde que el pasado 28 de mayo la Caja del Seguro Social (CSS) reportó el primer fallecimiento en sus instalaciones.

 En medio de la jornada dominical de limpieza y eliminación de criaderos de mosquitos en un sector de esta capital, el ministro de Salud, Francisco Javier Terrientes, informó que la occisa es una mujer de 63 años de la central provincia de Veraguas, a donde llegó procedente de la caribeña ciudad de Colón.

 El titular detalló que hasta el momento se registran 117 personas ingresadas, de las cuales 22 se mantienen en unidades de cuidados intensivos, en diferentes hospitales públicos y privados del país.

 Ante el auge del actual brote del virus, el Ministerio de Salud (Minsa) realiza una fuerte campaña de vacunación y prevención para evitar su avance, y recomienda a la población evitar en la medida de lo posible el contacto físico a través de expresiones como besos o saludar con la mano.

 A estas medidas se suman otras de carácter interno en los hospitales como la reducción en el número de visitantes y el tiempo de duración de las visitas, a los pacientes recluidos por cualquier situación de salud.

 El incremento en tan poco tiempo del número de afectados por el AH1N1 es tal, que el Minsa decretó esta semana una alerta epidemiológica ante el arribo de personas a los centros asistenciales, aquejados de fiebre alta, tos, dolor fuerte de garganta y musculares, algunos de los síntomas propios de la influenza.

 Sin embargo, el jefe de Epidemiología de la CSS, Rudrick Kant, resaltó que el AH1N1 es estacional y actualmente no hay “brotes pandémicos” en el país, y que a diferencia de 2009, hoy se conoce el virus y contamos con vacunas y medicamentos antivirales para combatirlo.

 El doctor instó a la población a redoblar las medidas de higiene referidas al lavado de las manos con agua y jabón, evitar las concentraciones en lugares públicos y cubrirse la nariz y boca con pañuelo desechable al toser o estornudar.

 Según reportes de la Organización Mundial de la Salud, en 2007 se detectaron los primeros casos de esta enfermedad en Estados Unidos y España, para dos años después convertirse en pandemia, cuyo saldó para Panamá fue de 813 casos confirmados y 12 muertes hasta el 10 de marzo de 2010.

 Unido al virus de la influenza de AH1N1, las últimas cifras de las autoridades sanitarias dan cuenta de la confirmación de 275 casos de zika y 495 de dengue, lo que complejiza el cuadro epidemiológico de la nación istmeña.

junio 05/ 2016  (PL) Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2016. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

junio 5, 2016 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Enfermedades infecciosas, Enfermedades Respiratorias, Enfermedades transmisibles | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración