Un estudio del IDIAP demuestra que hacer actividad física disminuye el índice tobillo-brazo, resultado de dividir la presión arterial del tobillo por la del brazo.

Un estudio del IDIAP que partía de la cohorte del ARTPER ha demostrado que hacer actividad física disminuye los índices tobillo-brazo y, por tanto, mejora la enfermedad arterial periférica. La enfermedad arterial periférica tiene una prevalencia que varía entre el 3,7 % y el 8,5 % de la población general. Su incidencia aumenta en pacientes con factores de riesgo cardiovascular como son: la edad, ser hombre, fumar, padecer diabetes, tener hipertensión arterial (HTA), y / o dislipemia.

El estudio ‘Relación entre actividad física en el tiempo libre y el índice tobillo-brazo en población general española: estudio ARTPER’, se efectuó en 28 centros de salud del área de Barcelona, sobre una población de 3 786 sujetos mayores de 49 años. A todos ellos se les registraron medidas antropométricas (peso y talla), variables demográficas (edad, sexo, nivel estudios, trabajo), tratamientos farmacológicos, antecedentes de HTA, colesterol, diabetes, tabaquismo, índice tobillo-brazo, y actividad física (del tipo: caminar, trabajar en el huerto, hacer deporte o bailar, subir escaleras, ir de compras a pie, limpiar la casa) con la frecuencia y duración.

El 52 % de la muestra estudiada eran mujeres con una media de edad de 64 años. La gran mayoría, un 71 %, tenía estudios primarios; sólo el 24,7 % trabajaba. Un 6,3 % presentaba enfermedad arterial periférica. Respecto a la actividad física, en conjunto dedicaban unas 6,48 horas a la semana a caminar, unas 3,63 horas a hacer limpieza de la casa, 0,81 horas a la semana a ir a la compra andando, y sólo 0,52 horas a la semana a hacer deporte o bailar.

Los autores del estudio publicado en la revista Medicina Clínica,  donde los investigadores del IDIAP, afirman: “Hemos podido observar que las personas más sanas son aquellas que hacen más actividad física, y que caminar más de una hora al día tiene un efecto protector superior a caminar solo 30 minutos o menos”. Igualmente destacan que “al incrementar la actividad física mejoran los resultados del índice tobillo-brazo; por lo tanto, mejora la enfermedad arterial periférica independientemente de la edad, el sexo, el nivel de estudios, el trabajo, el tabaquismo, la HTA, el colesterol o la diabetes”. Así, concluyen: “Los profesionales sanitarios de la atención primaria deberían animar a sus pacientes a incrementar la actividad física con acciones tan sencillas como son caminar o subir escaleras”.

 febrero 22/ 2016 (JANO)

febrero 23, 2016 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Angiología, Medicina | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    febrero 2016
    L M X J V S D
    « ene   mar »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    29  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración