Expertos recuerdan que los enfermos psoriásicos tienen entre un 1,5 y un 2 % más de riesgo cardiovascular que el resto de la población.

Los traumatismos físicos, las infecciones bacterianas y víricas, las situaciones estrés o determinadas medicaciones son los principales factores ambientales que influyen en el desarrollo de la psoriasis, según han informado la jefa de sección del servicio de Dermatología del Hospital Universitario Basurto, Bilbao, Rosa Izu, con motivo de la celebración del 24º Congreso de la Sociedad Europea de Dermatología (EADV),  celebrado  en Copenhague, Dinamarca.

Esta enfermedad sistémica afecta al 2 % de la población y se caracteriza por una inflamación crónica que provoca lesiones cutáneas eritematodescamativas asociadas a una posible afectación ungueal y articular. Es una de las patologías cutáneas más frecuentes ya que, según ha informado la experta, representa el 20 % de las consultas dermatológicas.

“No se sabe con exactitud qué es lo que inicia el proceso de desarrollo de la psoriasis, pero sabemos que muchos pacientes tienen brotes por el estrés, que las infecciones favorecen su aparición al igual que algunos fármacos como los antiinflamatorios no esteroideos”, ha argumentado la doctora.

Ahora bien, además de los factores ambientales, la psoriasis está causada también por factores genéticos, ya que más del 50 % de los enfermos tiene antecedentes familiares. “También se han identificado múltiples genes en diferentes cromosomas que contribuirían al desarrollo de un fenotipo psoriásico, factores inmunológicos y factores ambientales que influencian su desarrollo”, ha apostillado Izu.

Los síntomas más comunes son ardor, dolor en las articulaciones, picor e irritación cutánea, unos problemas que limitan periódicamente la capacidad de los pacientes para realizar las actividades diarias y que, al mismo tiempo, provocan un sentimiento de estigmatización social, depresión, falta de atractivo o, incluso, dificultades económicas y profesionales.

Mayor riesgo cardiovascular

De hecho, el efecto de esta enfermedad en la calidad de vida de las personas que la sufren es “similar” a la de patologías como el cáncer, cardiopatías, artritis o diabetes tipo 2. En este sentido, el dermatólogo adjunto del servicio de Dermatología del Hospital de Manises, Valencia, Antonio Martorell, ha avisado de que los enfermos psoriásicos tienen entre un 1,5 y un 2 % más de riesgo cardiovascular que el resto de la población, así como a padecer enfermedad hepática.

“Afortunadamente la psoriasis no mata pero puede arruinar la existencia. Hasta hace poco tiempo muchos pacientes vivían escondidos en su casa”, ha recalcado Izu. Sin embargo, actualmente han aparecido diversos tratamientos que consiguen mejorar considerablemente la calidad de vida de los pacientes ya que logran un blanqueamiento total, o casi total, de la piel como, por ejemplo, secukinumab.

“Hay enfermos con psoriasis complejas que no responden o dejan de responder a los tratamientos que tenemos hasta ahora, por eso la aparición de nuevos fármacos les ofrece nuevas oportunidades. Secukinumab es un tratamiento muy eficaz para los pacientes con placas moderada/grave.

Aproximadamente un 80 % de los pacientes tiene la piel blanqueada o casi blanqueada tras 16 semanas de tratamiento y la mantienen durante al menos dos años”, ha zanjado la dermatóloga adjunta del servicio de Dermatología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, Raquel Rivera.

octubre 12/ 2015 (JANO)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración