Científicos canadienses descubrieron lo que llamaron la “fuente de la juventud” en glándulas mamarias de ratones genéticamente modificados, según un estudio divulgado recientemente en la revista “Nature Cell Biology“.

Un equipo de la Universidad de Toronto, especializado en el cáncer de mama y dirigido por la profesora Rama Khokha, estableció que cuando se eliminan factores genéticos, esto puede detener de cierta forma el envejecimiento.

Se trata de dos factores que controlan el desarrollo de los tejidos TIMP (inhibidores tisulares de metaloproteinasas), específicamente los tipos 1 y 3; que pueden evitar el impacto del envejecimiento en el tejido mamario.

El estudio explica que en el curso normal del envejecimiento, el tejido pierde la capacidad de desarrollo y reparación que tenía en su etapa joven.

La razón es que las células madre, que son abundantes en la juventud, disminuyen con el paso del tiempo; sin embargo, el equipo encontró que cuando faltan los componentes TIMP 1 y TIMP 3, el grupo de células madre se expande y se mantiene funcional durante toda la vida en el caso de los ratones.

Los científicos también descubrieron que a pesar de un gran número de células madre, no hubo mayor riesgo de cáncer.

Khokha dijo que se asume generalmente que la presencia de un gran número de células madre puede conducir a un mayor riesgo de cáncer; pero se encontró que los ratones no tenían una mayor predisposición a esa enfermedad.
abril 15/2015 (PL)

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración