Un microchip que funciona mediante ondas de sonido y que ayudaría a la mejora del diagnóstico y tratamiento del cáncer así como en la profundización de la investigación sobre la metástasis

Un sencillo análisis de sangre podría algún día reemplazar las biopsias invasivas gracias a un nuevo dispositivo que utiliza ondas sonoras para ubicar y separar las células cancerosas que circulan en la sangre de los enfermos , indicaron hoy investigadores.

Las células cancerosas con frecuencia se separan de su ubicación original y circulan por el torrente sanguíneo, pero encontrarlas ha sido desafiante porque podría haber sólo una célula de este tipo en cada mil millones de células sanguíneas en la muestra, informaron investigadores de los Estados Unidos en su estudio que ha sido publicado en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias.

La mayoría de las tecnologías existentes para clasificar células requieren etiquetar las células con químicos o exponerlas a fuertes fuerzas mecánicas que podrían dañarlas, pero las ondas sonoras ofrecen una alternativa más moderada, lo que permitirá a los científicos recuperar intactas las células cancerosas que están listas para nuevas pruebas, señalaron los investigadores.

El concepto detrás del nuevo método involucra la colocación de dos transductores acústicos que producen ondas sonoras en cada lado de un microcanal en un chip de microfluido.

Cuando las dos ondas se encuentran, se combinan para formar una onda permanente que produce nodos de presión, o líneas de baja presión, en el canal.

“Debido a que las ondas sonoras están inclinadas para que corran en el microcanal en ángulo, todas las células encuentran varios nodos de presión mientras fluyen en el canal”, explicaron los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts, la Universidad Estatal de Pensilvania y la Universidad Carnegie Mellon.

“Conforme las células encuentran cada nodo, son empujadas aún más al lado del canal; la distancia del movimiento celular depende de su tamaño y de otras propiedades, como la compresibilidad”, agregaron.

De acuerdo con los investigadores, el dispositivo del tamaño de una moneda de diez centavos tarda alrededor de cinco horas en separar las células cancerosas de una muestra de un enfermo típico de cerca de seis mililitros.

Los investigadores probaron el dispositivo con muestras sanguíneas de tres enfermas con cáncer de seno y encontraron que el método es tan efectivo como el dispositivo comercialmente disponible.

“Con nuevas mejoras en el volumen celular, este trabajo podría ofrecer una nueva herramienta útil, tanto para la investigación básica en torno al complejo tema de las células tumorales que circulan como para la evaluación clínica de distintos tipos de cáncer”, dijo uno de los autores, el presidente de la Universidad Carnegie Mellon, Subra Suresh.

Los investigadores ahora trabajan en mejorar aún más la tasa de flujo del dispositivo, así como en hacerlo más robusto y seguro

abril 6/ 2015 (Xinhua) — Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

 

abril 8, 2015 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Ingeniería Biomédica, Investigaciones, Neoplasias, Oncología | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración