Los efectos beneficiosos de la sal no salen a relucir con frecuencia en los últimos tiempos. Un estudio que se publicó recientemente en “Cell Metabolism” profundiza en el lado positivo de este condimento: su inclusión en la dieta podría proporcionar la ventaja biológica de defender al organismo frente a microorganismos invasores. Así ocurrió, al menos, en los ratones con los que experimentó el equipo de Jonathan Jantsch, de la Universidad de Ratisbona (Alemania).

Una dieta rica en sal incrementó la acumulación de sodio en la piel de los animales, reforzando su respuesta inmune frente a un parásito que infecta la piel. “Hasta ahora, la sal se ha contemplado como un factor dietético perjudicial”, ha recordado Jantsch. “Nuestro estudio cuestiona esa visión parcial y sugiere que el incremento de la acumulación de sal en la zona en la que se produce una infección podría ser una estrategia ancestral para combatir las infecciones, mucho antes de que se inventasen los antibióticos”.

Los científicos decidieron estudiar la función antimicrobiana de la sal tras detectar una cantidad muy elevada en la piel infectada de ratones que habían sido mordidos por sus compañeros de jaula. Cuando dirigieron su atención hacia pacientes con infecciones cutáneas bacterianas, apreciaron el mismo fenómeno.

Los experimentos en ratones mostraron una mayor activación de los macrófagos que promovía la curación de las heridas infectadas por “Leishmania major”.

El siguiente paso será examinar cómo se produce este fenómeno. En el futuro se podrían diseñar estrategias para combatir las enfermedades infecciosas valiéndose del poder de la sal y sin incrementar el riesgo cardiovascular.
abril 2/2015 (Diario Médico)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración