Científicos de todo el mundo piden más apoyo para acabar con el tabaco a fin de conseguir en 2040 un “mundo sin tabaco”, informa la revista médica “The Lancet“.

Sobre todo en las regiones más pobres del mundo se precisa tomar medidas decisivas, según señala la publicación, que indica que el 85 % de la población mundial no tiene acceso a programas de ayuda para dejar de fumar.

Ni siquiera una de cada diez personas vive en una región en la que el impuesto al tabaco es tan elevado como lo propone la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala la publicación.

Los estudios demuestran que un impuesto alto al tabaco es el camino más efectivo para reducir el número de fumadores. Tan solo en los últimos diez años han muerto 50 millones de personas en todo el mundo como consecuencia del tabaco.

“El objetivo de un mundo libre de tabaco en 2040, en el que menos de un 5 % de los adultos consume tabaco, es deseable desde el punto de vista social, técnicamente es posible y desde el punto de vista político podría ser factible”, señala el grupo de investigadores que dirige Robert Beaglehole de la universisad neozelandesa de Auckland.

Pero se necesita una mayor implicación de gobiernos y organizaciones como Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre todo en el sur y en el sureste de Asia, partes de  África y Cercano Oriente. El objetivo es conseguir una prohibición del tabaco, subrayan los expertos.

El crecimiento demográfico podría conducir a que en el año 2025 más de mil millones de personas fumen, aun cuando la proporción de fumadores en su conjunto descienda, advierte otro equipo de investigadores que dirige Kenji Shibuya, experto en política de salud de la universidad japonesa de Tokio. Se espera un incremento en la cifra de fumadores sobre todo entre los varones africanos, así como en hombres y mujeres en el este del Mediterráneo.

La serie de artículos en  “The Lancet” se publica con motivo de la conferencia mundial sobre tabaco y salud que tuvo lugar entre el 17 y el 21 de marzo en Abu Dhabi. La demanda de cigarrillos y tabaco en países industrializados desciende, pero las grandes tabacaleras se centran más en países con ingresos medios o pequeños, señala Anna Gilmore, de la universidad británica de Bath. “A diferencia de lo que sostiene el sector, la publicidad va dirigida a mujeres y jóvenes”, advierte. Hay que frenar la influencia de los grandes grupos empresariales sobre la política, agregó.

En los países industrializados se intenta disuadir al fumador sobre todo con advertencias en las cajetillas, así como imágenes impactantes de los efectos del tabaco y la prohibición de determinados componentes.

En fecha  reciente, Irlanda acordó un empaquetado homogéneo y sin marcas de los productos de tabaco. Se trata del segundo país del mundo que aprueba esta medida. El país pionero fue Australia en 2012.

El Parlamento británico adoptó el miércoles una resolución similar que ahora está pendiente de la aprobación de la Cámara Alta la próxima semana.
abril 2/2015 (DPA)

Tomado del Boletín de Prensa Latina Copyright 2015 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.


Más Información:

What will it take to create a tobacco-free world?

abril 3, 2015 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Adicciones, Congresos/Eventos/Conferencias, Salud Pública, Tabaquismo | Etiquetas: |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración