La práctica clínica consolidada en los servicios de emergencias británicos es que al paciente que sufre un paro cardiaco se le practiquen en la ambulancia técnicas de reanimación al tiempo que se le administra adrenalina. Sin embargo, aumentan las sospechas de que la adrenalina podría ser inútil y causar daño cerebral grave. Por este motivo, un estudio liderado por la Universidad de Warwick que se desarrollará a partir de otoño en diversas regiones del país administrará placebo o adrenalina a los primeros ocho mil pacientes que tengan que ser atendidos por este motivo por servicios móviles de urgencias. El estudio será aleatorio y doble ciego, es decir, ni el personal sanitario ni el paciente sabrán si se está usando adrenalina o suero salino.

epinefrinaAunque el estudio ha sido aprobado por un comité ético de investigación clínica, la preocupación por los aspectos morales de la intervención no ha desaparecido del todo. La razón principal es que, por las peculiaridades de la situación clínica, no se recabará el consentimiento informado del paciente antes de utilizar una u otra sustancia.

Martin Underwood, director del ensayo, ha explicado a The Telegraph que se llevarán a cabo campañas locales de publicidad, de modo que la gente podrá excluirse con antelación. Al tiempo, ha reconocido que es poco probable que alguien se imagine teniendo un infarto y pondere la posibilidad de no participar; y que la logística para comprobar in situ -mientras se practica la reanimación cardiopulmonar o la desfibrilación- la identidad del paciente y contrastar si figura en la lista de excluidos será complicada.

La adrenalina se utiliza en estas situaciones desde los años sesenta y se introdujo sin realizar estudios doble ciego previos. La reanimación funciona en uno de cada cuatro casos, pero la mitad de los que sobreviven mueren en cuidados intensivos a causa del daño cerebral y se teme que este aumente por el empleo de la adrenalina. “La adrenalina es un tratamiento no probado que puede ser dañino. Por eso necesitamos este estudio”, ha añadido Underwood.

David Hunter, catedrático de Ética Médica en la Universidad Flinders de Adelaida cree que el ensayo es, “probablemente justificable desde el punto de vista ético, pero no deja de plantear retos por el daño potencial a personas que no pueden consentir”. Los autores afirman que realizarán evaluaciones parciales y si se demuestra que un grupo obtiene mucho mejores resultados que otro, se suspenderá el estudio.
agosto 25/2014 (Diario Médico)

septiembre 3, 2014 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Medicina de Emergencia | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    septiembre 2014
    L M X J V S D
    « ago   oct »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración