Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos emitieron nuevas recomendaciones para la prevención del sida y aconsejaron que la población en alto riesgo de contagio tome el fármaco Truvada para reducir las probabilidades de infectarse.

Los CDC consideran que deberían medicarse para evitar un potencial contagio los homosexuales que practican sexo sin preservativos; los heterosexuales con parejas sexuales en alto riesgo de contraer la enfermedad -como los drogadictos por vía intravenosa-; aquellos que mantienen relaciones sexuales con una persona infectada y todos los que comparten jeringuillas o se drogan por esa vía.

La recomendación del CDC se basa en los avances en la profilaxis pre-exposición (PrEP) para prevenir el contagio del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), es decir, el uso de un fármaco antes de la exposición al agente infeccioso para evitar su transmisión.

La única pastilla aprobada por las autoridades estadounidenses desde 2012 para este propósito es Truvada, una combinación de los antirretrovirales tenofovir y emtricitabine.

Para lograr una protección completa se debe tomar el medicamento una vez al día, un tratamiento que asciende a un coste anual superior a los 13 000 dólares, aunque lo cubren buena parte de los seguros médicos estadounidenses.

Se considera que este fármaco es relativamente seguro con solo algunos efectos secundarios, como dolor de cabeza, dolor de estómago y pérdida de peso.

Más graves pero menos frecuentes son otras dolencias asociadas a su ingesta, como daño en el hígado y en el riñón.

Gilead Sciences Inc. es la marca farmacéutica que comercializa Truvada desde 2004 como tratamiento para las personas que ya están infectadas con el virus.

India fabrica versiones genéricas de este medicamento, que se ha convertido en una pieza clave para la lucha contra el sida en los países con menos recursos.

Varios estudios internacionales, entre ellos una amplia investigación de la Universidad de California, San Francisco (UCSF), han demostrado que la profilaxis pre-exposición puede reducir el riesgo de infección en más de un 90 %.

No obstante, las autoridades sanitarias temen que aquellas personas que opten por medicarse dejen de tomar otras precauciones, especialmente el uso de preservativos, que protege no solo del sida sino también de otras enfermedades de transmisión sexual.

Las nuevas recomendaciones de CDC para el uso de Truvada en pacientes no infectados apelan a más de 500 000 de personas en Estados Unidos consideradas en alto riesgo de contagio.

Actualmente, a unas 10 000 personas se les ha prescrito la toma de este fármaco para prevenir el sida.

Desde hace una década el número de personas contagiadas con VIH en Estados Unidos apenas ha variado, unas 50 000 al año, a pesar de los esfuerzos de las autoridades por concienciar a la población del uso de preservativos para prevenir el sida.
mayo 16/2014 (EFE)

Tomado del Boletín de Prensa Latina: Copyright 2012 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

Artículo relacionado:

Promiscuous Glycan Site Recognition by Antibodies to the High-Mannose Patch of gp120 Broadens Neutralization of HIV

mayo 17, 2014 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Enfermedades transmisibles, Farmacología, Salud Pública, VIH/sida | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    mayo 2014
    L M X J V S D
    « abr   jun »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración