Mediante un procedimiento de mínima invasión y sin la necesidad de extirpar el útero es posible solucionar hemorragias causadas por menstruación excesiva, trastornos hormonales, miomas o pólipos (pequeñas masas que crecen en la cavidad uterina). Se realiza en quirófano y utilizan sedación ligera, finaliza en 10 minutos y la paciente es dada de alta tras dos horas de reposo.

Se trata de la ablación endometrial, “método que destruye el endometrio (recubrimiento interior del útero) con el fin de que desaparezcan las hemorragias en quienes ya han cumplido su ciclo reproductivo sin sufrir consecuencias de tipo hormonal”, explica el doctor Héctor Godoy Morales, ginecólogo y biólogo de la reproducción adscrito al Hospital Ángeles del Pedregal (México).

De acuerdo con el especialista, el método consiste en tratar la cubierta interna del útero con altas o bajas temperaturas, microondas, ondas de radio, químicos o rayo láser para adelgazarla, cicatrizarla e incapacitarla, a fin de impedir la formación de nuevo crecimiento de tejido en las paredes de la matriz.

El objetivo es destruir la lámina basal del endometrio, es decir, aquella que ayuda a regenerarlo después de cada menstruación. “Generalmente utilizamos un catéter provisto de un “balón” inflable en la punta (por ser la técnica que ha funcionado mejor), el cual se introduce por la vagina y cuello del útero; una vez ahí, se infla con un suero especial que se calienta y durante ocho minutos se mantiene, tiempo suficiente para que el calor destruya el endometrio”, detalla el experto.

Cabe destacar que el 80 % de las pacientes que son sometidas a la técnica descrita no vuelven a menstruar, aunque después de un año algunas pueden presentar manchado o sangrado escaso, en tanto al 20 % restante no desaparece su periodo en forma completa.

En este contexto es importante aclarar que se trata de una alternativa para las mujeres que ya han tenido los hijos que deseaban y presentan sangrados por más de siete días, reglan dos veces al mes o tienen problemas con su periodo. Si se planea un embarazo a futuro es preciso ver otras opciones de tratamiento porque en toda gestación es necesario tener la cubierta uterina normal.

Respecto a la seguridad de la ablación endometrial, el especialista refiere que la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) otorgó la licencia de aplicación a este tratamiento que podría disminuir el número de histerectomías (extirpación del útero).

“También es importante tomar en cuenta que la ablación es menos costosa, pues su precio se sitúa entre 30 y 35 % del valor de la cirugía. Además, la destrucción del tejido endométrico no le causa problemas a la paciente, puesto que la invasión realizada es mínima”, señala Godoy Morales.

La base científica que ha motivado la aprobación de dicho sistema es un estudio en el que se comparó este método con la cirugía. Ambos tratamientos tuvieron la misma eficacia, al conseguir que 80 % de las pacientes dejara de tener hemorragias durante un año.
noviembre 22/ 2013 (NYCT)

noviembre 30, 2013 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Ginecología y Obstetricia | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2013
    L M X J V S D
    « oct   dic »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración