Controlar los horarios y las calorías ingeridas en cada comida ayuda a las mujeres de peso normal con síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) a gestionar sus niveles de glucosa e insulina para mejorar la fertilidad.

Daniela Jakubowicz de la Universidad de Tel Aviv (Israel) y un equipo de investigación de la Unidad de Diabetes en el Wolfson Medical Center (EEUU) han hallado una forma natural, basada en los horarios escogidos para comer, que ayuda a las mujeres de peso normal con síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) a gestionar sus niveles de glucosa e insulina para mejorar la fertilidad. Los resultados de la investigación han sido publicados en Clinical Science (doi: 10.1042/CS20130071).

El estudio se realizó mediante un plan de comidas basado en un ciclo corporal metabólico de 24 horas, donde el objetivo no era perder peso, sino controlar la insulina. Las mujeres con SOP que aumentaron su consumo de calorías en el desayuno, incluyendo altas proteínas y carbohidratos, redujeron su consumo de calorías durante el resto del día y experimentaron una reducción significativa en la resistencia a la insulina. Como consecuencia de ello, se redujeron los niveles de testosterona y aumentó la frecuencia de ovulación afectando directamente en la fertilidad de estas mujeres.

Administrar insulina para aumentar la ovulación
“La mayoría de tratamientos existentes para este síntoma están destinados exclusivamente a mujeres obesas. Nuestra investigación está dedicada a mujeres de peso normal con SOP que buscan mejorar sus posibilidades de concebir y dar a luz a un bebé sano”, ha explicado Jakubowicz. Estudios anteriores confirman que una dieta baja en calorías, basada en grandes desayunos y cenas pequeñas reduce los niveles de insulina, glucosa y triglicéridos. Este hallazgo propulsó la investigación para comprobar si un plan de comidas similares podría ser una opción terapéutica eficaz para las mujeres con SOP de peso normal.

En el ensayo participaron 60 mujeres con SOP con un índice de masa corporal normal y fueron asignadas aleatoriamente a una de las dos dietas de mantenimiento, ambas con 1800 calorías y con alimentos idénticos. El primer grupo consumió 983 calorías en el desayuno, 645 en el almuerzo y 190 en la cena. El segundo grupo tenía un desayuno de 190 calorías, 645 calorías en en el almuerzo y 983 en la cena. Después de 90 días, los investigadores examinaron los niveles de testosterona, insulina y glucosa, así como la ovulación y la menstruación de los participantes de cada grupo.

Los pacientes del grupo donde había más calorías en la cena mantuvieron altos niveles de insulina y testosterona durante todo el estudio, mientras que los del grupo con un desayuno altamente calórico experimentaron una disminución del 56 por ciento en la resistencia a la insulina, y una disminución del 50 % de la testosterona. Esta reducción condujo a un aumento del 50 % en la tasa de ovulación, indicada por un aumento de la progesterona.

Los resultados sugieren una dieta donde la mayoría de las calorías diarias se consuman en el desayuno podría ayudar a las mujeres con SOP a controlar su condición natural, proporcionando nuevas soluciones a sus problemas de fertilidad.
agosto 19/2013 (Diario Médico)

Jakubowicz D, Barnea M, Wainstein J, Froy O.Effects of caloric intake timing on insulin resistance and hyperandrogenism in lean women with polycystic ovary syndrome. Clin Sci (Lond). 2013 Nov 1;125(9):423-32.

agosto 29, 2013 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Salud Reproductiva | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    agosto 2013
    L M X J V S D
    « jul   sep »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración