Estados Unidos es el país que tiene mayor  gasto por habitante en salud y sin embargo registra los peores resultados en  sanidad pública y esperanza de vida dentro de los países desarrollados, según  un estudio publicado el miércoles.

La investigación publicado en el Journal of the American Medical  Association (JAMA) compara datos en 34 países y revela que por ejemplo Estados  Unidos invierte dos veces más por habitante que países como Francia, sin  embargo, la nación europea registra una esperanza de vida de 80,9 años y los  estadounidenses de 78,2 años.

El gasto de salud por habitante en Estados Unidos fue de 8000 dólares en  el 2009, pero a pesar del esfuerzo el país cayó del puesto 20 al 27 de la  clasificación del estudio. A pesar de que la esperanza de vida ha progresado en  veinte años, la potencia americana progresa menos que otros países.

“Estados Unidos gasta más que el resto del mundo en medicina y es líder en  investigación en salud, pero eso no se traduce en una mejora de la salud”,  afirmó Christopher Murray, uno de los autores del estudio.

Japón sigue siendo el número uno mundial en términos de esperanza de vida  con una media de 82,6 años en el 2010, en 1990 la cifra era de 79,1 años.

A pesar de que los estadounidenses viven más tiempo que en el pasado,  también tienen más problemas de salud, dolores de espalda o depresiones, entre  otros.

“La gente en Estados Unidos vive más tiempo pero no por ello tienen buena  salud”, explica el estudio.

“El país ha hecho un buen trabajo para disminuir la muerte prematura por  crisis cardiaca, pero en lo referente al cáncer de pulmón, las complicaciones  de los nacimientos prematuros y otras enfermedades, el país no está al mismo  nivel que otras naciones desarrolladas de Europa y Asia”, precisó Murray.

La mala alimentación es un factor importante para las enfermedades en  Estados Unidos. La dieta es baja en frutas, frutos secos y semillas, pero  abundante en sodio, carnes procesadas y grasas.

La enfermedad cardiaca sigue siendo la principal causa de muerte en los  Estados Unidos, seguido por el cáncer de pulmón, ocupando el mismo lugar que en  1990.

Por otro lado, la diabetes se elevó a la séptima causa de muerte más común,  por encima de su rango de 15 en 1990. La enfermedad de Alzheimer también  aumentó considerablemente como causa de muerte, de 32 en 1990 al noveno en 2010.

Murray describió los hallazgos como “una sorpresa para muchos de nosotros  en términos de la magnitud de la incidencia de la dieta y la creciente  importancia de la obesidad en la contabilización de los patrones que vemos.”

Otro estudio llevado a cabo en paralelo por la Universidad de Washington y  publicado en la revista Population Health Metrics, subraya que los  estadounidenses hace más ejercicio que hace diez años pero que la obesidad  aumenta. Se considera que el 35,7% de los adultos estadounidenses son obesos.

“Tenemos que hacer un gran esfuerzo para efectuar mejores elecciones en  nuestro estilo de vida cotidiano, entre otros con una mejor alimentación”,  concluye Robert Rosenson, cardiólogo de la  Mount Sinai Medical Center de Nueva  York.
julio 12/2013 (AFP)

Tomado del Boletín de Prensa Latina: Copyright 2012 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

The State of US Health, 1990-2010Burden of Diseases, Injuries, and Risk Factors

Prevalence of physical activity and obesity in US counties, 2001–2011: a road map for action

julio 12, 2013 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Salud Pública | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    julio 2013
    L M X J V S D
    « jun   ago »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración