Científicos estadounidenses lograron demostrar por primera vez que se puede medir el desarrollo de la función cerebral del feto en el útero.

El estudio, publicado en Science Translational Medicine ( doi: 10.1126/scitranslmed.3004978.), podría servir en un futuro para la detección de trastornos neurológicos, como el autismo, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad o la dislexia, que se cree surgen a partir de una interrupción en la comunicación del sistema del cerebro.

Moriah Thomason y su equipo utilizaron una técnica conocida como imagen por resonancia magnética funcional (IRMf) para visualizar en tiempo real los signos de comunicación entre las diferentes partes del cerebro del feto.

“Muchas de las cosas que sabemos no van bien en el cerebro no se pueden detectar con una foto. Y ahora con este nuevo método podemos mostrar el desarrollo del cerebro en el útero a partir de la observación de la actividad cerebral”, le explicó a BBC Mundo Thomason.

Los especialistas de la Wayne State University, en Detroit, han observado hasta ahora a 110 mujeres embarazadas entre las 24 y 38 semanas. No obstante, siguen reclutando pacientes para extender el estudio.

“La mayoría de los fetos que hemos escaneado son sanos y les hemos hecho un seguimiento después de nacer”, señala la experta. “El objetivo es relacionar los progresos una vez nacidos con los que observamos en el útero”.
Un primer paso

Thomason considera que esta herramienta puede ser más útil para detectar trastornos que para predecir si un niño es más inteligente que otro.

“Lo que estamos presentando ahora es una nueva herramienta y y ahora queda en manos de la comunidad científica utilizarla para investigaciones subsiguientes”, aclara.

La experta indica que el siguiente paso sería definir un poco más cómo se forma la red neuronal en el cerebro.

“Cuando empezamos (este estudio) no sabíamos si podríamos hacer la medición o si ibamos a comprobar que el sistema del cerebro de un feto de 24 semanas es muy parecido al que vimos más tarde”.

“Así que este es sólo el punto de partida. Todavía nos queda mucho trabajo por delante para definir cómo lucen esas redes; y sólo entonces creo que el paso natural sería comparar enfermedades o desarrollos anormales con desarrollos sanos”, agrega Thomason.

Los investigadores también descubrieron que las áreas del cerebro que están en la misma zona pero en lados opuestos tenían conexiones más fuertes cuando la distancia entre ellos era menor.

Para los autores del estudio, este fenómeno tiene sentido tomando en cuenta lo que se sabe hasta ahora sobre el desarrollo cerebral de los niños.

En la medida en que crecen, las conexiones del cerebro viajan distancias más largas.

La investigación determinó además que las conexiones cerebrales en los fetos cubren primero distancias cortas.
junio 14/2013 (Diario Salud)

Thomason ME, Dassanayake MT, Shen S, Katkuri Y, Alexis M, Anderson AL. Cross-hemispheric functional connectivity in the human fetal brain. Sci Transl Med. 2013 Feb 20;5(173):173ra24.

junio 17, 2013 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Neurofisiología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    junio 2013
    L M X J V S D
    « may   jul »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración