Las nuevas combinaciones terapéuticas libres de interferón para el tratamiento de la hepatitis C ofrecen una eficacia cercana al 95 % , en los pacientes con el genotipo 1 de la enfermedad.

Las nuevas combinaciones terapéuticas libres de interferón para el tratamiento de la hepatitis C ofrecen una eficacia cercana al 95 %, en los pacientes con el genotipo 1 de la enfermedad, que es el más común y el más difícil de tratar, según ha quedado de manifiesto durante el Simposio Internacional sobre el control o erradicación de las Hepatitis virales B y C, organizado por el Valle de Hebrón Instituto de Investigación (VHIR), la Fundación Ramón Areces, la Sociedad Española de Virología y el Centro de Investigación Biomédica en Red en el Área temática de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBERehd), en Barcelona.

Este tipo de terapias evitan los efectos secundarios asociados al interferón, como pueden ser cansancio, anemia, irritabilidad, insomnio y cuadros pseudogripales con fiebre y dolor muscular, que tienen un impacto importante sobre la calidad de vida del paciente.

Rafael Esteban Mur, miembro del grupo de enfermedades hepáticas del VHIR y jefe de Servicio de Medicina Interna y hepatología del Hospital Universitario Valle de Hebrón ha detallado que una de las opciones terapéuticas que está mostrando mejores resultados en los ensayos clínicos es la combinación de sofosbuvir con ledipasvir en una sola pastilla. También están en fase de desarrollo otros fármacos esperanzadores como faldaprevir o sineprevir y diversos inhibidores del virus que representan una alternativa a la terapia estándar que se basa en la combinación de Interferón pegilado (PegIFN) con Ribavirina (RBV) y que muestra una eficacia cercana al 40 % en pacientes con genotipo 1.

A su juicio, la nueva generación de medicamentos representan “un paso de gigantes” en la lucha contra la hepatitis C y en especial en el caso de pacientes trasplantados, que tienen unas expectativas terapéuticas mucho más limitadas y en los que existe una altísima tasa de reinfección.

Otro de los puntos que ha destacado Mur es la importancia de disponer de tecnología de secuenciación masiva -en la que el VHIR trabaja desde hace cuatro años- para el diagnóstico de esta patología. El uso de estas técnicas para pirosecuenciación permite determinar los subtipos de los virus de la Hepatitis C que infectan a un paciente e identificar las posibles mutaciones de resistencia a los medicamentos, lo que facilita la elección terapéutica
mayo 31/2013 (Diario Médico)

junio 3, 2013 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Enfermedades del Sist. Digestivo, Farmacología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    junio 2013
    L M X J V S D
    « may   jul »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración