Un proyecto pionero con células de tejido adiposo y plasma rico en factores de crecimiento ofrece resultados prometedores en un modelo canino.

Hasta el momento no existe ningún tratamiento que resuelva por completo la artrosis y, por ello, el objetivo de las terapias actuales se centra únicamente en reducir el dolor y las molestias, disminuir los signos clínicos, ralentizar la progresión de la enfermedad y favorecer la reparación del tejido lesionado, mejorando así la calidad de vida del paciente. En este contexto, la Universidad CEU-Cardenal Herrera, de Valencia, y la Fundación García Cugat, están desarrollando un proyecto pionero en la investigación del tratamiento de la artrosis mediante el uso de células mesenquimales obtenidas del tejido adiposo y plasma rico en factores de crecimiento.

Aunque esta primera fase se está desarrollando en modelo canino, los resultados obtenidos hasta la fecha permiten considerar que este tipo de terapias regenerativas será una nueva vía de tratamiento para lograr una reparación lo más similar al cartílago nativo de los pacientes, sin necesidad de recurrir a técnicas más agresivas y que causen un daño mayor al organismo.

El principio de las nuevas terapias regenerativas, tanto con células mesenquimales como con plasma rico en factores de crecimiento, se basa en la capacidad de las células obtenidas del tejido adiposo para diferenciarse en diversos tipos celulares, pudiendo así reparar y suplir funciones fisiológicas en la articulación afectada.
Además, los factores de crecimiento pueden optimizar el resultado, facilitando la diferenciación de este tipo de células y mejorando así la terapia. De esta forma, permiten vencer la dificultad regenerativa del cartílago, manteniendo o mejorando la estructura y función articular.

Según ha explicado a Diario Médico José María Carrillo, miembro del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad CEU-Cardenal Herrera, “se han tratado animales con procesos artrósicos severos que les producían una grave limitación funcional, y a los que únicamente les quedaba una vida sedentaria bajo los efectos de los analgésicos o una cirugía de prótesis”. Tras el tratamiento con células mesenquimales extraídas de su propio tejido adiposo y plasma rico en factores de crecimiento, los resultados obtenidos han sido “espectaculares”.

Carrillo ha expuesto que “se ha producido en los animales una mejoría del 72 % en la movilidad funcional, permitiéndoles vivir sin tratamiento de analgésicos durante más de un año (15 % de su vida media) con una sola aplicación”.

Optimismo

Para los especialistas, estos resultados permiten ser optimistas respecto a un abordaje y resultados similares en humanos. “En medicina humana ya se han probado los tratamientos con factores de crecimiento en los procesos artrósicos con buenos resultados y, de hecho, Ramón Cugat es pionero en este tipo de tratamientos en la Clínica Quirón de Barcelona. Además, recientemente se han descubierto las posibilidades de las células mesenquimales de grasa en regeneración muscular cardiaca y cirugía estética”.

Por todo ello, en opinión de Carrillo, “la combinación de ambas terapias puede ofrecer una opción nueva al eterno problema de la artrosis, dándonos una posibilidad que evite en un futuro no muy lejano las prótesis sustitutivas”.

Otra muestra que invita al optimismo es que los resultados preliminares de esta investigación se expondrán en el congreso más importante del mundo sobre artrosis, el de la Sociedad Internacional de Investigación sobre Artrosis, que este año se celebrará en junio en Filadelfia.

Ejemplo de colaboración multidisciplinar

La colaboración multidisciplinar es uno de los grandes retos y objetivos a la hora de progresar en el campo de la investigación biomédica. Un buen ejemplo lo representa este trabajo, ya que José María Carrillo y Mónica Rubio, de la Universidad CEU-Cardenal Herrera, lideran la investigación en colaboración con la Fundación García Cugat. Esta institución lleva el nombre de García Cugat en homenaje al cirujano ortopeda, traumatólogo y especialista en medicina de la educación física José García Cugat, fundador de la Asociación Española de Artroscopia. Además, ese enfoque múltiple también puede aplicarse a los fenómenos o patologías relacionadas. Sin ir más lejos, la enfermedad degenerativa articular es una patología muy frecuente, pero también destaca por ser la primera causa de incapacidad funcional laboral y acarrear un consumo muy elevado de recursos económicos del sistema sanitario, tanto en el sector público como privado.
febrero 18/2013 (Diario Médico)

 

febrero 20, 2013 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Medicina Regenerativa, Reumatología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    febrero 2013
    L M X J V S D
    « ene   mar »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración