El pseudoxantoma elástico es un trastorno de mineralización hereditario con una morbilidad considerable y una mortalidad ocasional debido a infarto de miocardio y que puede estar causado en primer lugar por las mutaciones en el ABCC6, pero también en el gen GGCX.

Durante el XI Curso Internacional sobre Avances en Dermatología celebrado en Sevilla, Jouni Uitto, director del Instituto de Medicina Molecular Jefferson, de Filadelfia, ha abordado la cuestión de la genética molecular de enfermedades hereditarias de la piel. En concreto se ha centrado en el pseudoxantoma elástico, un trastorno multisistémico que afecta a la piel, ojos y sistema cardiovascular, siendo la edad media de diagnóstico los trece años y medio.

Lo característico de esta enfermedad es que sus estructuras elásticas se calcifican y los vasos arteriales se mineralizan. “Siempre se ha pensado que esta dolencia estaba relacionada con la elastina, pero ahora sabemos que está causada por mutaciones del gen ABCC6. Hemos encontrado más de 300 mutaciones distintas que existen en la actualidad en diversas familias”, ha explicado Uitto.

Una de las primeras observaciones sorprendentes fue que el ABCC6 se expresa sobre todo en el hígado y los riñones y, de hecho, no se expresa en la piel, los ojos y los vasos sanguíneos, donde se produce la enfermedad. Sin embargo, no conocemos la función de este gen, ni las moléculas que lo transportan y lo sacan del hígado y los riñones.

Pues bien, para saber cómo las mutaciones de ABCC6 llevan a la mineralización del tejido conjuntivo modificaron un ratón con ABCC6 que desarrolló una mineralización de inicio tardío de los tejidos conjuntivos, del mismo modo que lo hacen los pacientes con esta enfermedad. “Descubrimos que se puede cuantificar el proceso de mineralización estudiando la mineralización de los bigotes del ratón, que tenían fosfato y calcio hidroxiapatita -el mismo mineral que se acumula en los vasos sanguíneos de la piel y en los ojos del paciente-“. Utilizando este modelo murino han desarrollado un consenso en el que explican que el pseudoxantoma elástico es una enfermedad metabólica, no solo dermatológica. Según Uitto, en una situación normal el ABCC6 transporta algunas moléculas del hígado a la circulación, pero si la bomba no funciona estas moléculas no acaban en la circulación y, por tanto, la mineralización en ojos, vasos sanguíneos y piel no se va a producir.

Gen GGCX
En este sentido, ha habido una ampliación de la genética molecular de esta enfermedad. La forma clásica estaba causada por las mutaciones en el ABCC6, pero un grupo belga ha publicado recientemente un artículo que demuestra cómo también hay lesiones similares al pseudoxantoma con otras mutaciones, con el GGCX.

“Nosotros estamos analizando la hipótesis de que la vitamina K o sus derivados son el factor que se segrega por parte del ABCC6 en la circulación, ya que si identificamos cuál es la molécula que se segrega podremos puentear la enfermedad y eliminarlo, dando a la circulación el factor que falte o el que confiere el problema de mineralización”, ha indicado el dermatólogo.
julio 3/2012 (Diario Médico)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración