La cirugía de pérdida de peso controla mejor la diabetes mellitus tipo 2 en los pacientes con sobrepeso y obesidad que el tratamiento farmacológico más avanzado contra la enfermedad metabólica, indicaron el lunes investigadores.

El estudio, realizado en la Clínica Cleveland y presentado en las sesiones científicas anuales del Colegio Estadounidense de Cardiología en Chicago, mostró que los pacientes que se sometieron a la cirugía eran tres veces más propensos a lograr controlar su diabetes luego de un año que el grupo que estaba siendo tratado con medicación.

La diabetes mellitus sin controlar es uno de los principales factores de riesgo de problemas cardíacos, incluido el infarto.

“A días y horas de la cirugía -antes de que haya ninguna pérdida de peso mensurable- observamos cambios drásticos. Una mayoría de los pacientes (operados) dejó el hospital con niveles de azúcar en sangre normales”, dijo el doctor Philip Schauer, director del Instituto Bariátrico y Metabólico de la Clínica Cleveland, quien dirigió el ensayo clínico.

“No obstante, esto no fue tan efectivo en las personas que tenían diabetes mellitus desde hacía muchos años”, agregó.

Schauer calificó los resultados, que fueron publicados en New England Journal of Medicine, como “un posible cambio de paradigma” sobre cómo debería tratarse la diabetes en algunos pacientes.

En el estudio, STAMPEDE, los investigadores asignaron al azar a 150 pacientes -tres cuartos mujeres- con un índice de masa corporal de entre 27 y 43 a uno de tres grupos.

Hubo dos grupos de pacientes operados, los que recibieron un bypass gástrico laparoscópico               -operación que redirecciona el sistema digestivo- y los sometidos a una gastrectomía, técnica que reduce el estómago a un cuarto de su tamaño original.

Ambos grupos quirúrgicos fueron comparados con una tercera cohorte que recibió el tratamiento no insulínico más avanzado contra la diabetes, como liraglutida.

El objetivo principal del estudio era reducir los niveles de azúcar en sangre medidos por un test llamado HbA1c, una herramienta estándar usada para determinar el control de la glucosa en los pacientes con diabetes mellitus.

La Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda un HbA1c meta de menos del 7 %.

Los pacientes de todos los grupos estudiados tenían un nivel de HbA1c promedio del 9 %. El estudio midió a aquellos pacientes que lograron niveles del 6 % o menos luego de un año.

Los investigadores informaron que el 42 % de los pacientes que se sometieron a bypass gástrico lograron esa meta, comparado con el 37 % de las personas que se realizaron una gastrectomía. Apenas el 12 % de los pacientes tratados con medicación cumplieron el objetivo.

“Este estudio muestra, en este grupo de pacientes que tienen la diabetes mal controlada, que la cirugía es más efectiva que la medicación solamente”, dijo Schauer en una entrevista. “Más médicos que tratan la diabetes van a pensar en la cirugía para estos pacientes”, agregó.

Alrededor del 80 % de los 23 millones de estadounidenses que viven con diabetes mellitus tipo 2 tienen sobrepeso u obesidad.

En tanto, no es sorpresivo que la pérdida de peso fuera cinco veces mayor entre aquellos participantes sometidos a cirugía que en los que no se operaron.
marzo 28/2012 (Reuters)

Tomado del Boletín de Prensa Latina: Copyright 2012 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración