La degeneración macular húmeda asociada a la edad (DMAE) es la principal causa de ceguera en personas mayores de 65 años en Estados Unidos y Europa.

Por ello, las líneas de investigación o avances en este campo son especialmente interesantes y significativos. En este escenario, el análisis a dos años de los estudios en fase III VIEW1 y VIEW2 que analizan el VEGF “Trap-Eye”, una proteína de fusión recombinante formada por partes de los dominios extracelulares de los receptores VEGFR 1 y VEGFR 2 humanos, fusionados con una fracción constante de una inmunoglobulina G humana y formulada como una solución isosmótica para administración intravítrea, ha confirmado expectativas muy prometedoras, según Marta Suárez de Figueroa, presidenta de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV).

Según los resultados integrados de los dos estudios, los tratados con VEGF Trap-Eye mostraron una mejora significativa en la agudeza visual frente a la línea basal a las 96 semanas de tratamiento y, además, con un promedio inferior de inyecciones para alcanzar los resultados de ranimizumab.

De hecho, los pacientes que recibieron 2 mg de VEGF Trap-Eye cada dos meses alcanzaron una agudeza visual similar, con un promedio de cinco inyecciones menos a los dos años de tratamiento. Además, en el segundo año, los que necesitaron una terapia más intensa recibieron, de promedio, 1,4 inyecciones menos en el grupo de 2 mg cada dos meses, en comparación con el grupo de ranimizumab. “Estos datos confirman que es posible obtener buenos resultados visuales inyectando el antiangiogénico en la cavidad vítrea cada dos meses durante el primer año y que se mantienen durante el segundo año con una menor frecuencia”.
marzo 11/2012 (Diario Salud)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración