El glaucoma es la segunda causa oftalmológica de ceguera irreversible y afecta a alrededor de 60 millones de personas en el mundo. Los tratamientos tradicionales se centran en la reducción de la tensión intraocular mediante terapia médica, trabeculoplastia con láser o cirugía incisional, normalmente reservada para glaucomas en estadio avanzado de la enfermedad y ante un escaso control mediante fármacos tópicos o tratamientos con láser.

Actualmente, una novedosa terapia quirúrgica se ha mostrado segura y eficaz en el abordaje del glaucoma en formas incipientes o moderadas, según los datos de un trabajo que se publica en el último número del British Journal of Ophthalmology (doi:10.1136/bjophthalmol-2011-300218) en el que se describe la eficacia y seguridad a largo plazo del implante trabecular conocido como iStent Glaukos en el tratamiento del glaucoma de ángulo abierto en el que coexisten cataratas en combinación con facoemulsificación.

La novedad de este trabajo es el elevado seguimiento de los pacientes, hecho que ha reafirmado la utilidad de este micro-bypass trabecular. “Todas las experiencias publicadas hasta el momento con este tipo de cirugía cubrían un seguimiento máximo de 15 meses. Nuestro equipo ha reflejado un seguimiento medio superior a 53 meses, aunque una gran parte de los pacientes completaron hasta cinco años”, ha señalado a DM Pedro Arriola Villalobos, de la Sección de Superficie e Inflamación Ocular y primer autor del trabajo en el que también han participado Julián García Feijoó, jefe de Sección de Glaucoma, José María Martínez de la Casa, de la misma sección, David Díaz Valle, de la Unidad de Superficie e Inflamación Ocular, Cristina Fernández, de la Unidad de Apoyo a la Investigación, todos del Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico de Madrid, y Julián García Sánchez, profesor emérito de la Universidad Complutense de Madrid.

En este análisis, que forma parte de la tesis doctoral que próximamente presentará Arriola, se ha demostrado que el implante trabecular Glaukos es efectivo para reducir la tensión intraocular. De hecho, los resultados ponen de manifiesto una baja de la tensión intraocular en un 16 %, aproximadamente.

Pero es que, además, la intervención disminuye el número de medicaciones que requieren los pacientes de 1,32 medicamentos a 0,84. “Al final del seguimiento, en el 42 % de los 19 pacientes estudiados no era necesario ningún tipo de medicación”, ha señalado Arriola. En seguridad, los profesionales del Clínico recalcan que no se produjo ninguna complicación importante relacionada con el implante.

Arriola ha explicado que el trabajo recoge una cirugía combinada: se trata de pacientes con catarata en estadio quirúrgico y glaucoma leve o moderado a los que se interviene la catarata y al finalizar este tratamiento se les implanta el Glaukos.

Esta cirugía es muy novedosa en España, ya que todavía se practica en pocos hospitales. “Nuestro equipo ha conseguido un elevado seguimiento porque los pacientes incluidos formaron parte de uno de los primeros ensayos clínicos mundiales y se llevó a cabo en dos hospitales españoles y varios de Alemania”.
Marzo 2/2012 (Diario Médico)

Pedro Arriola-Villalobos,José Maria Martínez-de-la-Casa,David Díaz-Valle,Cristina Fernández-Pérez,Julián García-Sánchez,Julián García-Feijoó. Combined iStent trabecular micro-bypass stent implantation and phacoemulsification for coexistent open-angle glaucoma and cataract: a long-term study. Br J Ophthalmol, 23 Ene 2012.

marzo 3, 2012 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Oftalmología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración