La administración intraarterial de células madre permite una mejora clínica de los pacientes diabéticos con isquemia crítica de la extremidad inferior y fomenta la formación de nuevos vasos sanguíneos, según un ensayo clínico que se ha presentado en el II Congreso de la Sociedad Española de Heridas, que se celebra en Madrid.

Uno de los autores del estudio, Rafael Ruiz-Salmerón, responsable de la Unidad Clínica Endovascular del Hospital Virgen Macarena, de Sevilla, ha explicado que este ensayo clínico multidisciplinar se inició en 2008 y sus resultados se publicaron el año pasado en Cell Transplantation (doi.org/10.3727/096368910X0177).

Se trata de un registro prospectivo en fase I-II que se puso en marcha con dos objetivos. El primero y más importante de ellos fue “analizar angiográficamente si se crean nuevos vasos sanguíneos. Pensábamos que sí, pero hasta ahora no se había documentado”, ha señalado el cirujano vascular.

En segundo término se pretendía averiguar la eficacia de un nuevo modelo de aplicación, la administración intraarterial. El experto ha precisado que también se analizaron otros aspectos relevantes en pacientes con este tipo de isquemia, como la seguridad, el índice tobillo-brazo o la cicatrización de las úlceras.

En el ensayo participaron 20 pacientes diabéticos tipo 2 con isquemia crítica de la extremidad inferior y sin posibilidad de revascularización. El miembro diana para la aplicación de la nueva terapia fue aquel que tenía un peor estado clínico.

En cuanto a la preparación de las células, Ruiz-Salmerón ha indicado que en este ensayo “no fueron consideradas como medicamentos; para ello hubo que cumplir el requisito de que todo el proceso se llevase a cabo en el quirófano”.

Cuando cada paciente entraba en el quirófano, los hematólogos le realizaban una punción de médula ósea con la que extraían entre 60 y 100 mililitros de contenido. Para el procesamiento fue necesario instalar en el quirófano distintos dispositivos, como una cámara de flujo laminar y una centrifugadora. De esta manera se obtenía una pequeña banda de células mononucleadas que se separaban hasta obtener 20 mililitros de suero.

A continuación, los cirujanos vasculares accedían al paciente por vía radial. Mediante catéteres llegaban al miembro diana y depositaban las células en la región más distal permeable. Para evitar que las células acabasen en el torrente sanguíneo, ocluían la arteria durante tres minutos y las administraban lentamente. “Inyectamos una media de 200 millones de células mononucleadas por paciente”, ha declarado el experto. Los pacientes eran dados de alta en el mismo día.

Al cabo de tres meses se realizó la primera evaluación, en la que los especialistas sometieron a los pacientes a angiografía y utilizaron el programa llamado MetaMorph para analizar los vasos. Ruiz-Salmerón ha explicado que, de los 19 individuos a los que se les pudo realizar seguimiento angiográfico, “en 13 se observó una mejora clara de la extensión y la densidad vascular”. Además, se apreció una correlación de estos resultados con la mejoría clínica de los afectados. El índice tobillo-brazo mejoró sustancialmente, y lo mismo puede decirse de los resultados según la clasificación Rutherford-Becker y la Escala de la Universidad de Texas.

También se observó algo que Ruiz-Salmerón ha calificado como “hallazgos sorprendentes”. En tres pacientes se produjo una “sobreexpresión de la neovascularización arteriovenosa”, aunque el especialista ha apuntado que este hecho “no tuvo traducción clínica”.

“Pensamos que es una terapia eficaz, cómoda para el paciente y con efectos rápidos. En el primer mes ya se aprecian cambios, y a los tres meses todavía más”, ha concluido el cirujano vascular. El porcentaje de respuesta fue del 70 %.

Durante el periodo de estudio no hubo problemas de seguridad ni amputaciones mayores, si bien se produjeron cuatro muertes. El especialista ha aclarado que estos fallecimientos se debieron a problemas cardiovasculares y, por lo tanto, son achacables a la evolución normal de los pacientes participantes.

El grupo de investigación ha iniciado otro ensayo similar que empleará células madre mesenquimales en vez de las de médula ósea.
Febrero 09/2012 (Diario Médico)

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu acceden al texto completo a través de Hinari.

Ruiz-Salmeron R, de la Cuesta-Diaz A, Constantino-Bermejo M, Pérez-Camacho I, Marcos-Sánchez F, Hmadcha A, Soria B.Angiographic Demonstration of Neoangiogenesis After Intra-arterial Infusion of Autologous Bone Marrow Mononuclear Cells in Diabetic Patients With Critical Limb Ischemia.Cell Transplant. 2011;20(10):1629-39.

febrero 11, 2012 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Medicina Regenerativa | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    febrero 2012
    L M X J V S D
    « ene   mar »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    272829  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración