El cerebro humano está gobernado por 12  áreas centrales (“hub”) hiperconectadas, en las cuales podría  residir la conciencia, según los investigadores Martijn van den  Heuvel, de la Universidad de Utrecht, y Olaf Sporns, de la  Universidad de Indiana en Bloomington.

El mal funcionamiento incluso de uno solo de estos “hub”  podría estar en la base de enfermedades como la esquizofrenia y  el Mal de Alzheimer, el Mal de Parkinson y el autismo, explica  el estudio de ambos científicos, publicado en la revista británica New Scientist.

Se trata de 12 áreas caracterizadas por numerosas conexiones  nerviosas, tanto entre sí como con el resto del cerebro, que  forman una suerte de “élite” encargada de orquestar todo lo  que sucede en la cabeza.

Los investigadores escanearon los cerebros de 21 personas  mientras descansaban, durante 30 minutos, en el ámbito de un  estudio en curso para mapear el “conectoma” del ser humano: es  decir la red completa de conexiones cerebrales.

Con este objetivo, utilizaron una técnica llamada “imagen de  difusión tensora”, que permite rastrear los movimientos del agua  en 82 áreas separadas del cerebro y sus neuronas  interconectadas.

Así descubrieron que 12 áreas del cerebro tienen conexiones  mucho más significativas que las otras, entre sí y también con  las demás regiones cerebrales.

“Si queríamos buscar la conciencia en el cerebro, apostaría a  que es este rico club” que tienen el doble de conexiones que  otras partes del órgano, dijo Van den Heuvel.

La parte mejor conectada de todas es el precuneo, en el área  cerebral posterior: aunque su función no se conoce del todo, se  cree que funciona como una “región integradora” que reúne  información de alto nivel de todas partes del cerebro.

Otra parte importante es la corteza frontal superior, que  planea las acciones ante ciertos acontecimientos y se encarga de  enfocar la atención. El tercer “hub” es la corteza parietal  superior, vinculada con la corteza visual y responsable de  identificar la cercanía de los diferentes objetos.

El hipocampo es otra de las áreas centrales: allí se procesan  y almacenan los recuerdos. El quinto miembro del club es el  tálamo, que interconecta los procesos visuales, mientras el  sexto “hub” es el putamen, que coordina el movimiento.

Cada una de estas seis áreas tiene un par idéntico en el  hemisferio cerebral opuesto. Funcionando en conjunto, son las  que permiten al cerebro filtrar la información, ordenarla y  examinarla para tomar decisiones.

El problema es que si uno de estos ejes principales resulta  dañado, los trastornos son mucho mayores porque puede arrastrar  al resto “como cuando los bancos quiebran en la crisis económica  global”, comparó Van den Heuvel.
Noviembre 5/2011 LONDRES, (ANSA) –

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2011 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu acceden al texto completo a través de Hinari.

Más información: Martijn P. van den Heuvel, Olaf Sporns.Rich-Club Organization of the Human Connectome .Publicado en The Journal of Neuroscience, 2 Noviembre 2011, 31(44):15775-15786; (doi:10.1523/JNEUROSCI.3539-11.2011 )

noviembre 10, 2011 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Neurofisiología | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2011
    L M X J V S D
    « oct   dic »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración