Anticuadas leyes que consideran un delito las relaciones entre personas de un mismo sexo facilitan las infecciones del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en un tercio de los países de Asia. Esto afecta especialmente a los hombres que tienen sexo con hombres (HSH),  la comunidad más vulnerable.Expertos alertan que estas legislaciones suponen un revés para los avances mundiales en el combate al VIH, y presionan para que 19 países asiáticos las eliminen.
Desde Bangkok hasta Mumbai, las principales ciudades asiáticas sufren el impacto de esas normas y prácticas discriminatorias contra los HSH, sector que muestra altas tasas de infección en comparación con las de la población general.
\”En Asia Pacífico y en todo el mundo hay demasiados ejemplos de países con leyes, políticas y prácticas que castigan, en vez de dar protección a quienes necesitan los servicios para el tratamiento contra el VIH\”, dijo Michel Sidibe, director ejecutivo del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida).
Sidibe presentó este mes en Bangkok una agenda para el diálogo regional destinado a eliminar las barreras a la prevención del sida.
\”Cuando las leyes no propugnan la justicia, paralizan\”, dijo Sidibe. \”Promover los derechos humanos y la igualdad de género no solo significará un triunfo para la respuesta contra el sida, sino para el desarrollo humano como todo\”, añadió.
Onusida señaló que la mayoría de los países de Asia aún tienen leyes y prácticas que restringen los derechos de las personas con VIH y de los sectores más expuestos.
Esas prácticas les niegan a los adictos a drogas intravenosas, a las trabajadoras sexuales y a los HSH acceso a medidas de prevención, atención y tratamiento.
Parejas del mismo sexo pueden ser condenadas a prisión en varios países asiáticos, incluyendo Afganistán, Bangladesh, Birmania, Bután, Islas Cook, Malasia, Pakistán, Papúa Nueva Guinea, Singapur y Sri Lanka.
\”En Papúa Nueva Guinea todavía tenemos leyes arcaicas que penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo desde el siglo XIX\”, reconoció la ministra de Desarrollo Comunitario de ese país, Carol Kidu.
Esta situación demuestra cuántas naciones asiáticas que formaron parte del Imperio Británico aún cargan con leyes de la era colonial, señaló Michael Kirby, jurista australiano que colabora con la Comisión Global sobre VIH y Derecho, organizadora de la reunión de Bangkok este mes.
\”Es un legado específico del Imperio Británico. De los 54 países de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth), 41 todavía tienen leyes contra el sexo homosexual\”, dijo a IPS.
La Comisión es un organismo independiente de expertos en leyes, derechos humanos y prevención del VIH.
Suprimir los derechos sexuales contribuye a la propagación del VIH, coinciden informes de Onusida, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la independiente Comisión sobre Sida en Asia.
La OMS proyecta que, para el 2020, alrededor del 46% de las nuevas infecciones en Asia se producirán entre los HSH.
En grandes centros urbanos como Singapur y Hong Kong, el sexo entre hombres es la principal vía de transmisión de la enfermedad, reveló Onusida.
Datos de ciudades asiáticas muestran claramente el impacto del VIH entre los HSH.
En Rangún, ex capital de Birmania, 23% de los nuevos casos de VIH se registran entre los HSH, comparado con el 0,7% de la población general. Mientras, en Mumbai, la tasa de incidencia entre los HSH es de 17%, comparado con el 0,36% de la población general, informó la Organización de las Naciones Unidas.
Las capitales de Vietnam, Camboya e Indonesia muestran números similares. Hanoi tiene tasas de infección de 9,4% entre la comunidad HSH, mientras que Phnom Penh tiene 8,7% y Yakarta 8,1%. En comparación, las tasas de VIH entre la población general son de 0,5% en Hanoi y de 0,2% en Yakarta. Incluso en Tailandia, con una cultura un poco más tolerante hacia los HSH, la tasa de infecciones dentro de ese grupo social es de 30,8%, frente al 1,4% en la población general.
Pero aún si triunfaran los esfuerzos para erradicar las leyes discriminatorias, debe superarse un mayor desafío cultural, que son los prejuicios sobre la homosexualidad, señaló la Comisión sobre Sida en Asia. A diferencia de otras regiones, muchos HSH no se identifican como homosexuales, y entre el 40 y 50% están casados, señaló el organismo regional.
Esta tendencia de infecciones entre los HSH podría impactar en los últimos avances en el control del VIH.
En el 2009 había 4,9 millones de personas con el virus en Asia, el mismo número que cinco años atrás, confirmó Onusida. Los logros globales en el combate al mortal virus, 30 años después de que fueran diagnosticados los primeros casos, se vieron claramente en el 2009, cuando se reportaron 2,6 millones de nuevos casos, menos que los 3,1  millones de 1999, según Onusida.
Bangkok, febrero 28/2011 (IPS)

Fuente de PL: Copyright 2011 \”Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.\”

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración