Un llamado a aplicar el enfoque de determinantes sociales para prevenir y controlar las llamadas enfermedades tropicales formuló en esta capital la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Mirta Roses.
El tema de las también llamadas enfermedades desatendidas no podemos desligarlo de las condiciones generales de vida de la gente, subrayó Roses al disertar en el seminario internacional \”El Instituto de Medicina Tropical: Conocimiento y Políticas Socio-sanitarias\”.
La titular de la OPS recordó que en el mundo mueren anualmente unos 12 millones de niños antes de alcanzar los cinco años. El hecho que el 98% de esas muertes ocurran en países de renta baja y media argumenta que la mayor parte de los problemas de salud se pueden atribuir a las condiciones socio-económicas de las familias y comunidades, consideró.
Advirtió que si bien en los últimos años se alcanzaron logros muy importantes en la salud pública, aún persisten problemas principalmente para quienes tienen una carga profunda de desigualdades sanitarias derivadas de una distribución desigual del poder, los ingresos, bienes y servicios.
Refiriéndose a la situación que enfrentan las Américas respecto a las enfermedades infecciosas de mayor impacto, precisó que pese a los ingentes esfuerzos que hacen la mayoría de los países del área, el dengue sigue en expansión. Los datos preliminares para el 2010 sitúan en más de 1 800 000 los casos reportados, casi 50 000 de ellos graves, y la cifra de muertos rebasa el millar, detalló.
En cuanto a la enfermedad de Chagas, dijo que hay ocho millones de personas infectadas en el continente y cada año se registran aproximadamente 41 000 nuevos casos.
La fiebre amarilla, abundó, viene ocurriendo con regularidad en varios países de Suramérica y el área de riesgo se expande progresivamente, mientras en el caso del paludismo se reporta una reducción del 56% de la morbilidad y del 70% de la mortalidad desde el año 2000.
Además, explicó que desde hace varias décadas se viene trabajando para el control de la lepra, una enfermedad endémica en 27 de los 35 países de la región, donde anualmente se detectan unos 40 000 casos.
La prevención y el control de las enfermedades dependerá mucho de la forma en que seamos capaces de acompañar y apoyar el desarrollo local para que este llegue a todas las comunidades, en especial a las más vulnerables, y puedan disminuirse las inequidades existentes, sentenció.
Buenos Aires, febrero 9/2011 (PL)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    febrero 2011
    L M X J V S D
    « ene   mar »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración