Una pintura insecticida creada por una empresa española ha demostrado su alta eficacia contra los mosquitos transmisores del paludismo. En un ensayo realizado en una zona endémica de África se lograron tasas de mortalidad de estos insectos cercanas al 100%.\”Es un producto muy prometedor para luchar contra el paludismo, porque las perspectivas contra esta enfermedad hasta el momento no eran muy satisfactorias\”, aseguró Santiago Mas-Coma, asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la erradicación de enfermedades parasitarias, durante la presentación de los resultados del ensayo.
Más-Coma presentó el proyecto \”Una Nueva Herramienta de Lucha Contra la Malaria\”, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), junto a Pilar Mateo, doctora en Química y creadora de la pintura Inesfly, que produce la empresa Industrias Químicas Inesba S.L. de Paiporta (Valencia, este de España).
Este ensayo es una de las tres fases de la evaluación que debe pasar todo producto insecticida para obtener la homologación de la OMS y el correspondiente permiso para su uso generalizado en la lucha contra cualquier enfermedad infecciosa.
El paludismo, que provoca cada año un millón de muertes, especialmente en África y en niños menores de cinco años, se transmite por mosquitos vectores pertenecientes al género Anopheles. Según Más-Coma, en los últimos años no ha aparecido ningún medicamento prometedor y el mosquito ha desarrollado una resistencia a los insecticidas que normalmente se utilizan.
El asesor de la OMS explicó que la pintura Inesfly es un nuevo producto resultado de una microencapsulación polimérica que permite incorporar distintos principios activos, como insecticidas y reguladores del crecimiento, y proporciona una liberación gradual y lenta de los mismos, lo que permite una prolongada efectividad en el tiempo.
Gracias a la microencapsulación se impide la interacción de los principios activos entre si, lo que previene la aparición de resistencia en los mosquitos. Además, es una pintura soluble en agua y se puede aplicar como cualquier otra sobre paredes o superficies.
En una primera fase de evaluación, el producto, tras un año de utilización, indujo una mortalidad del 93 al 100% de los mosquitos, incluso de los resistentes a los insecticidas. Se inició una segunda fase, con una duración también de un año, en seis casas construidas en una zona endémica en Benin.
A los seis meses las tasas de mortalidad de los mosquitos resistentes dentro de las casas fueron del 90 o 100% y la pintura impidió en un 90% las picaduras a humanos en una situación de ausencia total de barreras físicas.
Estos resultados, tanto en contacto directo con la pared pintada o a distancia, constituyen \”una nueva esperanza para el control del paludismo en el mundo\”, dijo Mas-Coma. Tras estas dos fases ha comenzado una tercera que durará año y medio y se desarrollará en varias aldeas de Burkina Faso, donde se pintarán las casas con este producto, agregó el funcionario.
Valencia, España, enero 25/2011 (EFE)

enero 26, 2011 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Enfermedades transmisibles, Medicina Preventiva | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración