Una terapia desarrollada por investigadores brasileños es capaz de reducir las reacciones adversas provocadas por los tratamientos convencionales de quimioterapia para combatir el cáncer.
El tratamiento alternativo, que combina nanofármacos con colesterol, fue probado con éxito en ratones de laboratorio, informó Ciencia Hoje, el portal de noticias de la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia (SBPC).
El método, por liberar los principios activos directamente en las células cancerígenas y no en las sanas, permite reducir las dosis de medicinas usadas para los tratamientos y, en consecuencia, las reacciones adversas de la quimioterapia.
El nuevo sistema libera la medicina en sangre del paciente de una forma más lenta que el convencional, lo que prolonga su acción en el organismo, según la farmacéutica Thalita Pedroni Formariz, investigadora de la Universidad Estatal Paulista (Unesp) y responsable por la innovación.
Para garantizar la liberación más lenta, la medicina, una mezcla de moléculas de agua y de aceite (lípidos), es elaborada en escala nanométrica.
\”Mientras que el paciente es sometido una vez por semana a la quimioterapia convencional, con la microemulsión lipídica se puede reducir el número de sesiones hasta una vez por mes\”, explica Formariz.
Por ser rica en colesterol, esta emulsión tiende a ser más demandada por las células cancerígenas, lo que garantiza que las medicinas actúen directamente en los tejidos enfermos y no en los sanos, algo que ocurre con el método convencional y que también aumenta los efectos colaterales.
Según la investigadora, como las células cancerígenas se dividen más rápido que las sanas, necesitan de una mayor cantidad de colesterol libre para garantizar la síntesis de su membrana durante la división celular. Por esa razón tienden a atraer emulsiones ricas en colesterol, como la utilizada para el tratamiento.
Al reducir el potencial de acción tóxica sobre las células sanas, el método también consigue reducir los efectos colaterales de la quimioterapia.
El estudio mostró que la nueva tecnología reduce en un 60% la toxicidad de la quimioterapia y aumenta la eficacia de la medicina en casi cinco veces, asegura Formariz.
El próximo paso será realizar pruebas con marcadores tumorales para comprobar la eficacia y la acción selectiva de la terapia. Se propone realizar exámenes preclínicos con perros para probar la eficacia de la terapia alternativa contra el cáncer.
Río de Janeiro, enero 20/2011 (Xinhua)

enero 21, 2011 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Neoplasias, Oncología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración